Una mosca acecha al arándano asturiano

Plantación de arándanos en la sierra del Aramo.
Plantación de arándanos en la sierra del Aramo. / J. M. PARDO

La mayoría de los productores ha paralizado el envasado y el ministerio ha dado permiso para usar un potente insecticida

M. MENÉNDEZ / L. CASTRO GIJÓN.

El culpable de una nueva amenaza a la agricultura asturiana es la 'Drosophila suzukii', una especie de mosca del vinagre japonesa que ya está presente en la región desde hace unos años pero que nunca había causado tantos estragos como ahora. La plaga, que afecta especialmente al arándano, se ha adelantado un mes y medio, pero el problema es que los productores asturianos se encuentran en plena campaña de recolección y envasado.

En la Asociación Asturiana de Productores de Pequeños Frutos están muy preocupados. Prácticamente, hay que comprobar los frutos uno a uno para ver si están afectados. La mosca hace una pequeña incisión en el arándano, por donde introduce los huevos. Es muy difícil ver ese defecto en el fruto, pero el consumidor se encuentra con que, al abrirlo, se topa con las larvas de la mosca. «Da una imagen muy negativa», indicó ayer el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Principado.

Fernando García Bernardo es el presidente de la asociación de productores y explicó que «esta mosca ya lleva años metida en Asturias, no es nueva, pero el problema es que este año apareció mes y medio antes de lo habitual y los protocolos que hay para controlarla no sirven para nada». ¿Por qué apareció esta mosca en plena época de recolección y envasado? Lo cierto es que nadie lo sabe, pero hay voces que apuntan a las condiciones meteorológicas. García indicó que «parece que la humedad de estos días le viene mejor. Estamos teniendo un verano muy lluvioso». Por su lado, el director general también apuntó al tiempo: «Este año ha sido muy seco y parece que eso ayudó a la expansión de la mosca».

Sea como fuere, el problema ya está aquí. Fernando García aseguró que «las pérdidas están siendo muy importantes. Entre Principado Berries y Asturian Berries tenemos entre el 80% y el 90% de la producción de arándanos de Asturias. A lo mejor, podemos perder entre el 30% y el 50%. Pero solo es una estimación ante lo visto la semana pasada. No lo podremos saber en realidad hasta octubre, cuando termine la campaña». Ante este panorama, la mayoría de productores se vio en la obligación de tomar la difícil decisión de parar la producción y tratar de encontrar una solución.

Hoy mismo se celebrará una reunión en la Consejería de Desarrollo Rural para analizar el problema y ahí se les informará de que la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria acaba de permitir, de forma excepcional, el uso de un potente fitosanitario, a base de Spinetoram, para tratar de atajar este asunto. Eso sí, solo se podrá utilizar entre el 21 de julio y el 11 de noviembre en cuarenta concejos asturianos.

Casas aseguró que esta mosca «es un bicho complicado» y por ello se solicitó al ministerio un producto más potente para combatirlo, pues «ya hemos tenido problemas con productos exportados al Reino Unido. Los daños se exteriorizan al consumir, no tanto en la plantación».

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos