Habrá movilidad laboral por razón de servicio y se primará trabajar en la periferia

Sanidad renuncia a modificar el actual mapa sanitario y crea en su lugar un modelo de red integrada de centros

L. FONSECA GIJÓN.

La sanidad asturiana seguirá dividiéndose en ocho áreas sanitarias: Jarrio, Cangas del Narcea, Avilés, Oviedo, Gijón, Arriondas, Mieres y Langreo. La fusión de algunas de las actuales áreas quedó truncada por discrepancias políticas y territoriales y Sanidad renuncia, de momento, a reavivar ese debate. En su lugar y para flexibilizar la gestión sanitaria se creará el modelo de red integrada, que permite la colaboración entre hospitales, servicios y centros de diferentes áreas. El Principado estima que las actuales comunicaciones y los sistemas de información permiten trabajar en red, facilitar la coordinación y la continuidad asistencial, así como aplicar nuevas modalidades de atención y de relación entre profesionales.

Otra de las novedades en materia de personal es que se implantará «la movilidad por razón de servicio». Se trata de traslados temporales de trabajadores entre diferentes áreas y que se aplicará cuando la atención no se puede garantizar con recursos propios de la zona. De esta forma, el Sespa intenta abrir una puerta ante la falta de profesionales en zonas de la periferia. La ley contempla también poder incentivar a aquellos trabajadores que acepten ir a sitios alejados o de difícil acceso geográfico.

Cada empleado del Sespa dispondrá de un plan de desarrollo individual. Se valorará el trabajo en equipo y el desempeño profesional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos