Muere un camionero de Oviñana en un brutal choque en una rotonda en Cádiz

Cabina del camión siniestrado en una rotonda del Puerto de Santa María, en Cádiz.
Cabina del camión siniestrado en una rotonda del Puerto de Santa María, en Cádiz. / LA VOZ DE CADIZ

Trabajador de Mariscos Oviñana, viajaba como copiloto cuando salió despedido a raíz del impacto. El conductor del camión, de Castañeras, resultó herido leve

DAVID SUÁREZ FUENTE CÁDIZ.

Regresaban de Portugal con un camión de gran tonelaje cargado de marisco cuando la fatalidad se cruzó en su camino. Al pasar por una rotonda en el Puerto de Santa María, en la provincia de Cádiz, M. A. L. de 59 años y vecino de Oviñana, en Cudillero, perdió la vida en un brutal accidente de tráfico registrado en torno a las dos de la madrugada de ayer. Viajaba como copiloto en el camión siniestrado, conducido por un vecino de Castañeras, que resultó herido leve y pese a la aparatosidad del accidente pudo salir del vehículo por su propio pie.

El camión, propiedad de la empresa Mariscos Oviñana, radicada en el polígono de Valdredo en Cudillero, transportaba producto fresco desde Portugal y, por causas que aún se investigan, se salió de la vía y se empotró en la calle Búcaro Valle Alto contra una rotonda, conocida como la 501, de la antigua nacional IV.

Debido al fuerte impacto, la cabina quedó separada de la carga, saltando por encima de un muro cercano y provocando además numerosos daños en la carretera de acceso al puerto. El conductor pudo salir por su propio pie. Su compañero corrió mucha peor suerte tras salir despedido de la cabina. Fue rescatado y atendido en la zona por los servicios sanitarios, que lo lo trasladaron con vida al hospital, pero falleció horas después.

Años atrás ha bía sufrido un grave accidente de tráfico en Extremadura donde murió su abuela

El operativo movilizado por el Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz (CBPC) inspeccionó el lugar, afianzó el vehículo y controló una gran fuga de gasoil producida por el accidente. Al lugar del siniestro fue necesario desplazar una autobomba rural pesada y un vehículo de rescate con seis bomberos. La intervención en la zona se prolongó durante dos horas y media. También se desplazaron hasta allí los servicios sanitarios, Policía Local y Guardia Civil.

Conmoción vecinal

Los vecinos de Oviñana, conmocionados por el suceso, señalaron que el fallecido, divorciado y padre de dos hijas, acumulaba una gran experiencia como camionero, «siempre se dedicó a ello». También el conductor. «No nos lo explicamos», decían con lágrimas sus allegados.

Los vecinos recordaron que no era la primera vez que M. A. L., de 59 años, sufría un accidente. Hace unos años se vio inmerso en un siniestro en carretera, en la provincia de Extremadura, en el que perdió la vida su abuela que le acompañaba como copiloto.

Fotos

Vídeos