«La muerte se produjo por la obstrucción de la tráquea por una semilla»

«La muerte se produjo por la obstrucción de la tráquea por una semilla»
Daniel Mora

Los médicos forenses que le practicaron la autopsia a la niña de 18 meses fallecida tras atragantarse con un grano de maíz declararon hoy por una supuesta negligencia

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

El informe de la autopsia es contundente: «La muerte se produjo por asfixia mecánica por la obstrucción de la tráquea por una semilla». Los médicos forenses que le practicaron la autopsia a la niña de 18 meses fallecida cinco días después de atragantarse con un grano de maíz declararon hoy en el Penal 1 de Oviedo en el que se juzga a la médica del Hospital Central de Asturias por una supuesta negligencia.

«El cuerpo extraño se alojó en un primer momento en el bronquio y navegó por todo el árbol bronquial, hizo tapón y durante varios días dejó sin funcionalidad el pulmón derecho. Acabó dilantando y obstruyendo la tráquea», explicaron ante el juez.

Ana Suárez tenía 18 meses cuando murió en los brazos de Cecilia, su madre, que trataba de reanimarla haciéndole el boca a boca. Fue el 14 de marzo de 2013. Óscar, el padre, iba al volante, intentando alcanzar un centro de salud que la salvara. La autopsia determinó que murió asfixiada. En el bronquio 30 tenía un grano de maíz, de unos ocho milímetros de diámetro, suficiente para acabar con ella y convertir la desgracia en una causa penal por supuesta negligencia médica. Los padres habían pasado los cinco días anteriores peregrinando entre facultativos explicando, dicen, siempre la misma historia.

Más información

Fotos

Vídeos