«Tenemos que encontrarlas ya», claman las familias de las tres desaparecidas en Asturias

Agentes de la Policía Local de Gijón durante la búsqueda de Lorena Torre. / PALOMA UCHA

Ante la proliferación de «bulos» en redes sociales, la Guardia Civil desmiente que haya delincuentes que se hacen pasar por policías para secuestrar a mujeres

SHEILA GONZÁLEZ / OLAYA SUÁREZ GIJÓN / AVILÉS.

«Cualquier esfuerzo es poco, necesitamos la ayuda de la gente para buscarla. Tenemos que encontrarla ya». A los familiares de Paz Fernández Borrego, la gijonesa de 43 años desaparecida el 13 de febrero en Navia, los ánimos se les están agotando. «Sabemos que no se ha ido de forma voluntaria, no tenemos ninguna sospecha de lo que ha podido pasar. Lo único que tenemos claro es que le ha pasado algo», asegura su hermana, quien pide «que se extienda la búsqueda a todo el occidente de la región». El rastreo se centra en la localidad de Busmargalí, a unos ocho kilómetros de la capital naviega, donde las antenas ubicaron por última vez su teléfono móvil, lejos de donde apareció aparcado su vehículo y donde fue hallado su perro, que vagaba por el centro de Navia.

Paz Fernández Borrego es una de las tres mujeres que las fuerzas de seguridad buscan sin descanso en Asturias. A la de Paz, se suman las desapariciones de Lorena Torre, en Gijón, y Concepción Barbeira, en Castrillón. La Policía Nacional y la Guardia Civil no han encontrado vínculo alguno entre los tres casos, aunque hasta el momento mantienen abiertas todas las hipótesis.

Mientras avanzan las investigaciones, ayer la Benemérita desmentía a través de sus redes sociales los «bulos» difundidos durante los últimos días sobre la presencia de grupos de delincuentes que se hacen pasar por policías para conseguir que las mujeres salieran de sus vehículos y, después, secuestrarlas. Piden prudencia y que no se compartan engaños a través de las redes sociales o en grupos de whatsapp. La coincidencia de las tres desapariciones ha generado una cierta psicosis entre la ciudadanía.

Los rastreos se centran en Navia, Gijón y Castrillón, donde aparecieron sus coches

Durante prácticamente toda la jornada de ayer, hasta el ocaso del día, el helicóptero de Bomberos de Asturias peinó la costa del concejo de Gijón en busca de alguna pista sobre el paradero de Lorena Torre, la mujer de 40 años de la que nada se sabe desde que saliese de su puesto de trabajo en una gran superficie comercial a las diez de la noche del jueves. No regresó al domicilio familiar en El Coto y sus padres denunciaron de madrugada la ausencia en la Comisaría. Su turismo fue encontrado en El Rinconín, con su bolso dentro. Según sus allegados, no estaba atravesando un mal momento personal y no tenía antecedentes psiquiátricos. La búsqueda de Concepción Barbeira cumple cuatro días sin resultados. El dispositivo cerraba ayer el día sin ninguna pista que pueda indicar el paradero de la vecina de Castrillón.

Su búsqueda está haciendo mella en familiares y amigos que afirmaban ayer que están «llevándolo como podemos» aunque prefieren esperar a las conclusiones de la investigación de los cuerpos y fuerzas de seguridad antes de hacer conjeturas y seguir los trabajos desde la intimidad de su domicilio.

Los vecinos de la mujer se muestran impacientes por conocer su paradero y ayudan a los familiares a difundir su imagen en las redes sociales junto a su descripción personal. Todas la vías de investigación de los tres casos siguen abiertas. Y sus familiares tienen un deseo común: «Que las encuentren ya».

Lorena Torre, desaparecida en Gijón

Lorena Torre, de 40 años falta de su domicilio en El Coto, en Gijón, desde la noche del pasado jueves. Los helicópteros de Bomberos y de Salvamento Marítimo inspeccionaron la línea costera de Gijón en el marco de la investigación sobre el paradero de Lorena Torre. De 40 años y trabajadora de una gran superficie comercial, su coche fue encontrado en El Rinconín. Es sobrina de Graciano Torre, exconsejero de Industria, y según sus allegados, no tenía ningún problema aparente ni estuvo nunca a tratamiento psicológico.

Paz Fernández Borrego, desaparecida en Navia

No es la única vecina de Gijón de la que no se tienen noticias. Paz Fernández Borrego, residente en Nuevo Roces, desapareció en Navia sin dejar rastro alguno la noche del 13 de febrero. Su pista se pierde después de salir del hostal del centro de la localidad en el que reservó una noche de alejamiento y dejó sus pertenencias. Abandonó el establecimiento con su perro, un yorkshire, y nada se ha vuelto a saber de ella. Su mascota apareció vagando por las calles de Navia a la mañana siguiente y su coche se encontraba aparcado en las inmediaciones del Hospital de Jarrio.

Concepción Barbeira, desaparecida en Castrillón

Se cumplen dos días de la desaparición de Concepción Barbeira, vecina de San Adriano. La última vez que se la vio salía de su domicilio en dirección a su puesto de trabajo. La Guardia Civil y el Servicio de Emergencias del 112 están coordinando el dispositivo de búsqueda, que se iniciaba el pasado viernes tras la denuncia presentada por su marido.

La última pista que se tiene de ella es la aparición de su vehículo aparcado en la playa de Santa María del Mar, a escasos dos kilómetros de su vivienda. Hasta allí se volvieron a desplazar ayer efectivos de la Guardia Civil, de Bomberos y también agentes de la Policía Local de Castrillón que se han unido a la búsqueda junto a un grupo de Protección Civil. El dispositivo se ha coordinado de tal manera que se la busca tanto por tierra como por mar y aire. Hasta el momento no hay más pistas de su paradero y se barajan diferentes hipótesis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos