El Comercio

Museos de Asturias

Museo del bosque

  • El Museo del Bosque de Muñalén está a apenas un kilómetro y medio del Museo del Oro de Asturias, en Navelgas y a pocos más del Museo Vaqueiro de Naraval

FICHA DEL MUSEO

Dirección: Muñalén. Km. 3 de la carretera TI-8

Horario: Junio, julio, agosto y septiembre: de 11 a 13 horas y de 16 a 19 horas. El resto del año abre fines de semana con el mismo horario. Pueden concertarse visitas de grupo

Precio: Adultos: 3,6 euros. Niños y jubilados: 2,4 euros. Grupos: descuento del 10%

Teléfono: 985.80.63.10 - 689.646.708 - 985.80.60.10 | Email: museobosque@inicia.es

DESCRIPCIÓN

El Museo del Bosque de Muñalén está a apenas un kilómetro y medio del Museo del Oro de Asturias, en Navelgas y a pocos más del Museo Vaqueiro de Naraval.

Lo regentan Chuso Pérez y su esposa, Lola. También tienen un restaurante en Navelgas, Vicentón, donde se les puede contactar con facilidad.

Según explica Chuso al pie del enorme bosque que posee, el museo tiene como fin «explicar cómo vivía una familia normal de esta zona en los años 50 o 60», cuando, recuerda, «vivían del bosque, de donde se obtenía la cal, la cera, los frutos... Todo lo que necesitaba una familia».

Su intención, pues, aparte de mostrar toda una serie de sorprendentes técnicas y fondos, es recordar un tiempo «en el que no se usaba dinero», una vida ruralizada y preindustrial que narra mediante una serie de casetas, dispuestas por el sendero que discurre por el bosque, y valiéndose de recuerdos y entusiasmo: en la cabaña en la que vive junto a su mujer buena parte del año, junto al bosque, guarda juguetes tradicionales para las visitas infantiles, como por ejemplo los ruidosos ‘riquirraques’ hechos con cáscara de nuez.

Abierto al público desde hace 11 años, el Museo del Bosque también incluye un arroyo en el que Chuso y Lola han instalado varias herramientas que aún funcionan, como un batán para trabajar la tela. Así, su museo al aire libre se sirve de energías renovables para funcionar.

Asimismo, conviene visitar, justo a la llegada al museo, la panera construida sobre una cuadra, que se mantiene en un estado excepcional y resulta muy representativa de cómo son estas construcciones, características del occidente asturiano.

Por último, poseen asturcones. Puede consultarse la posibilidad de organizar rutas a caballo.