El 77% de los neumáticos acaban en una única cementera

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

«Incrementar la separación en origen de los diferentes materiales contenidos en los residuos y el porcentaje de residuo recogido sobre el producido». Este es uno de los objetivos que se indica en el borrador del Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias. Y, según se apunta, la separación doméstica más la comercial han de pasar «del 27,5% del residuo municipal total en 2015 al 53% en 2020».

La valorización energética reduce la basura que se ha de enviar a los vertederos y ya se está haciendo con los neumáticos fuera de uso. Tras eliminar recientemente el único acopio ilegal de neumáticos que existía en Asturias, concretamente en Soto del Barco, los centros de tratamientos de este material han de garantizar su correcta gestión. Entre las posibilidades está la valorización energética y esta solo se realiza en la fábrica de cemento de Aboño de Tudela Veguín, en Carreño, «la única planta de Asturias autorizada para la valorización energética de este tipo de residuos». En concreto, el 77% de los neumáticos fuera de uso generados en Asturias en 2015 terminaron en esta cementera.

Pero hay otro dato que destaca el 'Diagnóstico de la situación actual' elaborado para redactar el plan. Se trata de los vehículos al final de su vida útil. El documento explica que en Asturias hay 26 centros autorizados de tratamiento de estos vehículos y una fragmentadora con amplia cobertura territorial. Los centros autorizados entregaron a la fragmentadora en 2015 un total de 15.690 toneladas, mientras ésta gestionó 56.972, con lo que el 70,5% «era procedente de otras regiones nacionales».

Fotos

Vídeos