La nieve amenaza con llegar a toda Asturias

Autopista del Huerna. El tráfico estuvo muy complicado, en especial a la entrada de los túneles de El Negrón. / JESÚS MANUEL PARDO
Autopista del Huerna. El tráfico estuvo muy complicado, en especial a la entrada de los túneles de El Negrón. / JESÚS MANUEL PARDO

La entrada de viento frío del Norte provocará que a lo largo de la semana pueda nevar en el litoral Pajares se cerró dos horas al tráfico y en el Huerna se limitó la velocidad y se prohibió pasar a camiones. Los trenes acumularon retrasos y Oviedo activa un plan especial

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El pasado jueves comenzó a nevar sobre Asturias y todas las previsiones apuntan que no parará, al menos, hasta el próximo viernes. Es más, si hasta ahora las temperaturas había sido bajas, se prevé más frío aún, especialmente entre el martes y el jueves. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene los avisos naranja por nevadas para hoy en la cordillera, los Picos de Europa, la zona central y los valles mineros, mientras que en la zona suroccidental el aviso es amarillo. A partir de mañana, todas esas zonas permanecerán en aviso amarillo por nieve, que amenaza, por tanto, con llegar a toda Asturias, litoral incluido.

Precisamente, se prevé que hoy y mañana la zona cantábrica acumule las principales precipitaciones del país. A partir de mañana habrá heladas generalizadas y la cota de nieve podrá llegar a los 300 metros. El miércoles esa cota puede alcanzar el nivel del mar y las temperaturas continuarán bajando. El jueves la cota de nieve se acercará a los 200 metros. No se prevé una mejoría del tiempo, como poco, antes del próximo fin de semana.

Las previsiones para los próximos días son tan extremas que el Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo ha puesto en marcha su plan de nevadas, para garantizar las mejores condiciones posibles de tránsito en el concejo. Para ello, se han almacenado 180 toneladas de sal y se cuenta con diez vehículos dotados con cuchillas para despejar las calles de nieve y hielo

Esta situación de continuas nevadas está complicando mucho las comunicaciones. Varios trenes que conectan el Principado con la meseta sufrieron retrasos de hasta tres horas por problemas de congelación de los rodamientos del intercambiador de ancho de León. En algún caso, como en el del Alvia Gijón-Madrid-Alicante, fue necesario transbordar a todo el pasaje a otro convoy en la estación leonesa.

Las carreteras también presentaron una situación complicada. Hasta siete puertos y seis carreteras de la red regional tuvieron que ser cortadas y 24 puertos y 35 carreteras precisaban cadenas. Pero en la red nacional la cosa tampoco estuvo mucho mejor. El puerto de Pajares llegó a estar cerrado al tráfico durante dos horas a primeras horas de ayer. El resto del día estuvo cortado a camiones y permitido para circular vehículos ligeros con cadenas.

Más información

Algo parecido ocurrió en la autopista del Huerna, pues durante la mayor parte del día solo se permitió el paso de coches y autobuses equipados con neumáticos de invierno y con la velocidad limitada a 60 kilómetros por hora, situación que se repitió a última hora, cuando además estaban cerrados los puertos de San Isidro, El Connio y Tarna, y las carreteras de Los Lagos, La Cubilla (Lena) y Las Llanas (Quirós). Las cadenas eran necesarias en los puertos de La Marta, Las Estazadas, Leitariegos, Arnicio, Cerredo, Campillo, Tormaleo, La Colladona, La Cobertoria, El Cordal, La Espina, La Colladiella, Somiedo, San Lorenzo, Ventana, Bustellán y La Casa del Puerto. También se precisaban cadenas en carreteras de Boal, Cabrales, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Ibias, Lena, Piloña, Ponga, Quirós, Somiedo, Teverga y Villanueva de Oscos.

Toda esta situación de continuas nevadas sobre Asturias e intenso frío se debe a la situación del anticiclón sobre las Azores y de una zona de bajas presiones en el Mediterráneo occidental. Todo esto provoca que esté garantizado un flujo de aire frío y húmedo procedente del Norte, que la llegar a la Península Ibérica precipita sobre toda la cornisa cantábrica con intensas nevadas y fuertes chubascos. No se trata de nubosidad compacta, por lo que entre chubasco y chubasco es frecuente que aparezcan los rayos del sol durante unos minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos