Los niños asturianos de 9 años superan la media nacional y europea en lectura

Ángel Balea, jefe del servicio de Evaluación Educativa; Francisco Laviana, director general de Evaluación Docente, y Genaro Alonso, consejero de Educación, dieron a conocer el informe. / HUGO ÁLVAREZ
Ángel Balea, jefe del servicio de Evaluación Educativa; Francisco Laviana, director general de Evaluación Docente, y Genaro Alonso, consejero de Educación, dieron a conocer el informe. / HUGO ÁLVAREZ

El estudio, el PIRLS, indica que las alumnas logran mejores resultados que los alumnos y que los repetidores sacaron 82 puntos menos

LAURA CASTRO OVIEDO.

Los alumnos asturianos de nueve años rondan la excelencia en comprensión lectora. Así lo defendió ayer la Consejería de Educación tras conocer los resultados obtenidos por los niños de cuarto de Primaria en el Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora (PIRLS) de 2016. El alumnado de Asturias obtuvo una puntuación media de 548, veinte puntos por encima del resultado nacional y casi diez más que la de la Unión Europea y los 24 países más avanzados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los resultados en el Principado únicamente se han visto superados dentro del territorio nacional por la Comunidad de Madrid. Y solo por 38 centésimas. La puntuación de los niños asturianos se asemeja a la obtenida por los de países como Alemania, Suecia, Estados Unidos y Canadá, entre otros. Así las cosas, el consejero de Educación, Genaro Alonso, no dudó a la hora de asegurar que los resultados de Asturias «son excelentes, ratifican la política educativa del Principado y son la consecuencia directa del trabajo continuado llevado a cabo por el profesorado».

Las pruebas, que se realizaron durante 2016, se basaban en evaluar la comprensión lectora en dos vertientes: la literaria o recreativa y la informativa o docente. Los alumnos debían localizar y obtener información explícita de varios textos, extraer conclusiones directas, interpretar e integrar las ideas y analizar el contenido. Cada niño realizó dos pruebas de cuarenta minutos con preguntas de elección múltiple y de respuesta construida o abierta.

El PIRLS se llevó a cabo en medio centenar de centros escolares públicos y concertados de la región y evaluó a un total de 947 niños de nueve años, lo que se traduce en el 94% del alumnado total de cuarto de Primaria en Asturias. Es la primera vez que el Principado participa con la muestra ampliada, pues antes lo hacía dentro de la nacional con la evaluación de cuatro colegios. Asimismo, el jefe del Servicio de Evaluación Educativa, Ángel Balea, destacó que «los alumnos asturianos que realizaron las pruebas de comprensión lectoras son cinco meses más pequeños que el resto de los evaluados», 319.000 niños procedentes de más de cincuenta países.

Asimismo, Francisco Laviana, director general de Evaluación Docente e Innovación Educativa, señaló la importancia de relacionar estos resultados con los obtenidos el año pasado en el Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS). «Ambos dan una clara muestra de lo que son las dos competencias fundamentales que debe desarrollar cualquier alumno», apuntó. «Las conclusiones de ambas pruebas ratifican que tenemos un buen sistema educativo que se apoya en un profesorado comprometido y en una sociedad que valora altamente la educación y lo que esta proporciona», recalcó Laviana.

Los datos recogidos por el PIRLS constatan que hay una diferencia entre el rendimiento de las niñas y los niños en el ámbito de la comprensión lectora. De hecho, ellas se sitúan nueve puntos por encima de ellos. Asimismo, «una vez más queda patente que repetir curso no es una medida de mejora», según destacó Laviana, pues este alumnado obtuvo 82 puntos menos que el escolarizado en el curso correspondiente a su edad.

Los cuestionarios que acompañan al PIRLS y que se remiten a las familias y tutores legales de los niños y a los propios colegios, permitieron concluir que las variables afectivas y emocionales «son significativas, pues a mayor autoconfianza e interés por las materias, mejores resultados obtiene el alumnado», señaló el consejero.

Metodologías innovadoras

Además, «los estudiantes que provienen de hogares en los que se les inicia tempranamente en actividades de lectura y donde sus progenitores leen habitualmente tienden a alcanzar mayores puntuaciones». De igual modo, quedó demostrado, según Laviana, que los centros que apuestan por metodologías innovadoras y promueven el trabajo en grupo y por proyectos «garantizan mejores resultados».

En la Consejería de Educación se mostraron «satisfechos» por los resultados y animaron a la comunidad educativa a continuar en esta línea de trabajo.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos