Nueve concejos lograron modificar para este año sus valores catastrales

Cangas de Onís, Colunga, Corvera y Cudillero incrementarán la cuota mientras Allande, Castropol, Degaña, Lena y Vegadeo la abaratan

R. M. GIJÓN.

En su último consejo de ministros, el Gobierno central aprobó una modificación de las referencias catastrales, indicadores que los municipios aplican luego para calcular el cobro de tributos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). En Asturias son nueve los concejos que solicitaron al Ministerio de Hacienda variaciones en los coeficientes. Habitualmente estos cambios se incluyen con el nuevo presupuesto estatal, pero esta vez, al estar prorrogadas las cuentas, el departamento que dirige Cristóbal Montoro lo aprobó mediante un real decreto específico.

Cangas de Onís, Colunga, Corvera y Cudillero se cuentan entre los 1.295 municipios que han logrado aumentar sus valores catastrales. Por contra, Allande, Castropol, Degaña, Lena y Vegadeo figuran entre los 535 que han optado por aminorarlos. El cambio en las referencias no implica un incremento automático en el recibo. El indicador sirve para calcular la cuota de cada contribuyente, pero está en manos del Consistorio aplicarlo sin más -con sus subidas y bajadas- o introducir factores de corrección.

En todo caso, la modificación recién acordada deja a 27.386 potenciales afectados, de sumar los vecinos de los tres concejos que encarecen, mientras se cuentan por 17.508 los asturianos a los que les puede bajar el recibo.

El hecho de subir o bajar está relacionado con la fecha en la que operó la anterior revisión. Los que incrementan los valores lo hacen porque los mantenían inmutables al menos desde antes de 2004. Según los ejemplos que ofrecían ayer los especialistas, un inmueble que en 1985 estaba tasado en 100.000 euros vería incrementada su cotización en 8.000 euros.

Los concejos que ven disminuir los coeficientes lo hacen porque en su caso el último cálculo se hizo entre los años 2005 y 2012, es decir, en plena burbuja inmobiliaria. En estos casos viviendas estimadas en los 100.000 euros pueden ver menguado su valor en unos 9.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos