El nuevo jefe de Policía quiere «redoblar esfuerzos» por una sociedad más segura

Juan Jesús Herranz recibe el bastón de mando de manos del director general de Policía, Germán López. / ÁLEX PIÑA

Juan Jesús Herranz tomó posesión de su cargo en un acto al que asistió el director general del Cuerpo, Germán López

MARCO MENÉNDEZ OVIEDO.

Juan Jesús Herranz Yubero tomó ayer el relevo de Ignacio José Díaz Salazar como nuevo jefe superior de Policía de Asturias, en un acto que estuvo presidido por el director general de Policía, Germán López; el todavía delegado del Gobierno, Mariano Marín; y el jefe central de Seguridad Ciudadana y Coordinación, José Antonio de la Rosa. En presencia de decenas de mandos policiales, representantes políticos y su mujer y sus cuatro hijas, el comisario principal Herranz juró el cargo y dijo que «vivimos tiempos difíciles, repletos de incertidumbres», por lo que aseguró que su objetivo es que «la sociedad asturiana se sienta segura».

Se mostró confiado en que «entre todos consigamos que Asturias sea un buen lugar para vivir», por lo que consideró fundamental la colaboración ciudadana. Pero reconoce que mejorar los bajos niveles de delincuencia de la región, solo por detrás de Extremadura, «es un reto difícil y tendremos que redoblar esfuerzos para estar a la altura». También quiso dejar claro su compromiso con «la vigilancia y protección de los colectivos más vulnerables».

El director general le deseó suerte en el mando de los 1.300 hombres y mujeres adscritos a la jefatura de Asturias. Apuntó que Herranz llevaba ya unas semanas en la región y «seguro que empezó a conocer la demarcación policial, la excelente plantilla y el gran cariño que sienten los asturianos por la Policía Nacional».

Mariano Marín abogó por una colaboración ágil y fluida con «jueces, fiscales, Guardia Civil, Policía Local y seguridad privada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos