El nuevo Plan de Ciencia beneficiará a 1.500 investigadores de la Universidad

El documento, que redacta una empresa externa y estará listo en octubre, permanecerá vigente hasta el año 2022

S. G. ANTÓN GIJÓN.

El nuevo Plan de Ciencia y Tecnología que impulsa el Gobierno del Principado pretende beneficiar a través de las ayudas que incorporará a 1.500 investigadores de la Universidad de Oviedo. Así lo aseguró ayer el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, quien compareció en la comisión de la Junta General del Principado.

Se le ha encargado, además, a una empresa externa que evalúe el anterior plan y que redacte un nuevo. Una labor que realizará por 50.820 euros. Los documentos deberán estar listos en octubre de este año. Y en cuanto al futuro plan, que estará vigente hasta 2022, Pola remarcó que se pretende involucrar en su elaboración a los «agentes implicados». Además, incluirá nuevas líneas de actuación para aumentar el número de inversiones en I+D+i con la idea de «beneficiar a más empresas». También se prevé incorporar iniciativas como la denominada compra pública innovadora, además de que se quiere «trabajar para mejorar la colaboración público-privada» en la denominada innovación abierta. Y, asimismo, destacó que el plan contará con una orientación preferente para las pymes.

De momento, Pola recordó que el plan que se aplicó de 2013 a 2017 dotó de ayudas a 1.215 profesionales de la Universidad de Oviedo, que formaban parte de 89 grupos de investigación. Con el nuevo plan, se quiere favorecer a un 10% más de estos grupos. El montante de los fondos que percibieron con el anterior plan se situó, precisó el consejero, en 11,4 millones de euros, «los cuales permitieron incrementar la cifra de publicaciones y tesis», entre otras iniciativas. El consejero se defendió de las críticas del retraso a la hora de contar con este plan argumentando que la contratación pública de un servicio externo tiene plazos uno fijados «garantistas», pero «no ágiles».

El diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé le reclamó que las políticas públicas del Gobierno del Principado en esta materia vayan encaminadas al estímulo de la iniciativa privada para la creación de un empleo «de calidad y estable». «Debe introducir la ciencia e innovación en la administración, que no puede estar en el Paleolítico», le dijo a Isaac Pola. Y el diputado de IU Ovidio Zapico remarcó que el I+D+i es una «herramienta fundamental» para afianzar una industria «moderna y del siglo XXI». Desde Podemos, Lorena Gil pidió que el nuevo programa sea «más que un documento» porque el actual «no ha supuesto un cambio» en las empresas que quieren innovar en Asturias. Gloria García, del PP, lamentó el retraso de la Consejería en impulsar el documento para los próximos cuatro años y ha echado en falta una mayor inversión regional en centros tecnológicos.

Por parte del PSOE Jesús Gutiérrez recordó que en el borrador del presupuesto para 2018 se habían reservado 18 millones, que suponían un incremento de 2,5 millones respecto al año anterior, en el programa de I+D+i.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos