El nuevo plan de residuos se iniciará con una planta para tratar la basura bruta

M. M. C. GIJÓN.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, aseguró ayer que el Plan de Residuos 2017-2024 se va a aplicar y que se va a iniciar con la puesta en marcha de la planta prevista para el tratamiento de la basura bruta, la que va a la bolsa negra, que tienen los residuos mezclados. El proyecto presentado por el Gobierno en agosto plantea destinar 32 millones de euros a construir una planta capaz de procesar más de 310.000 toneladas de desperdicios al año.

Lastra ha respondido así a una pregunta del diputado popular Luis Venta en la Junta General, en la que se interesaba por la solución que el Ejecutivo asturiano pretende dar al tratamiento de las basuras en la región. En opinión de Venta, las cifras que recoge el plan son «puros fuegos de artificio» que no van a cumplirse porque, en su opinión, «no deja de ser un plan con el que el Gobierno solo pretende cubrir el trámite», sin que haya interés en materializarlo. El popular apuntó que, «si al final quieren multiplicar la tasa de basuras por seis es porque van a tener que sacar la basura en barcos o camiones de Asturias».

El consejero criticó que el PP dé a entender que las tasas de basura no solo no tendrían que subir, sino que podrían bajarse con una buena gestión. «Hay que decir la verdad, no lo que quieren oír, y las cosas no son gratis», señaló Lastra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos