El nuevo trazado del Desfiladero de la Hermida se conocerá en primavera

V. SANTIAGO / L. RAMOS LA HERMIDA / PANES.

Los trámites para hacer realidad la ambiciosa obra que dotará de un nuevo trazado a la carretera del Desfiladero de la Hermida marchan a buen ritmo. Así lo aseguró el ministro de Fomento durante la visita para comprobar el estado de las obras de mejora que se están llevando a cabo en este tramo de la N-621 y que estos días se centran en la ampliación de un puente sobre el río Deva en Lebeña (Cantabria). «Esta primavera», dijo Íñigo de la Serna, se conocerá qué propietarios se verán afectados por las expropiaciones que requerirá la gran remodelación del desfiladero, con lo que se sabrá su trazado. Fomento anunciaba a principios de diciembre su intención de invertir unos 60 millones en la construcción de un nuevo trazado en más de 20 kilómetros del Desfiladero de la Hermida. La idea es que el proyecto esté aprobado en verano para que las obras comiencen a finales de 2018 o principios de 2019.

El nuevo tramo constará de dos carriles de tres metros de ancho cada uno, a los que se sumarán dos arcenes de 0,25 metros, aunque en la mayor parte del trazado habrá seis metros de calzada y dos de arcenes. También se aumentará el radio mínimo de muchas de las curvas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos