El Comercio

El Camino forja embajadores universales

Alumnado de Cornellana que ayer participó en las actividades de la ISHR sobre Derechos Humanos.
Alumnado de Cornellana que ayer participó en las actividades de la ISHR sobre Derechos Humanos. / E. C.
  • Una fundación de Miami promociona los derechos humanos en varios colegios del recorrido primitivo

Una treintena de alumnos del colegio de Cornellana son, desde ayer, «embajadores de los Derechos Humanos». Les identifican así las pulseras que les entregaron la presidenta y directora de la fundación International Solidarity for Human Rights (ISHR), Elizabeth Sánchez y Devorah Sasha, que el martes iniciaron en Oviedo el Camino Primitivo para difundir la Declaración Universal entre los escolares. A cambio, se llevan dibujos que formarán parte de una creación artística y el recuerdo de «una experiencia extraordinaria».

Es como se refiere Sánchez a las respuestas espontáneas de los pequeños. Y es que «van asociando artículos y de eso trata la Declaración, de que los derechos son inseparables. Los niños son conscientes de ello simplemente por intuición».

Las estadounidenses, afincadas en Miami, señalan también que los escolares se identifican con el Camino, cuya ruta original reivindican: «La Declaración es el documento original que nos define como seres humanos y este es el Camino originario». Por eso, aseguran que los futuros peregrinajes a Santiago seguirán el mismo itinerario que estos días les llevará a colegios de La Espina, Tineo y Grandas de Salime.

Ayer también visitaron la Fundación Valdés-Salas, donde conocieron el espacio de reposo y promoción de la historia del trazado primitivo que este verano han disfrutado más de 1.200 peregrinos. Su director, Isidro Sánchez, afirmó que «estamos contentos e incentivados para promocionarlo más el próximo año». Iniciativas como la de ISHR, junto a la firma Where is Asturias?, ayudarán a ello, ya que «uno de nuestros objetivos es conseguir que Salas sea un centro en que se puedan discutir cosas de interés mundial».