Un estudio permite mejorar el cultivo de las variedades de uva autóctonas

Un estudio permite mejorar el cultivo de las variedades de uva autóctonas
  • El programa, desarrollado por el Serida y la DOP Cangas, ha facilitado la obtención de clones certificados para las nuevas plantaciones

Obtener una uva, y por lo tanto un vino, de calidad incluso superior era el objetivo del Plan de Investigación y Desarrollo Tecnológico impulsado por el Servicio de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) en colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Cangas. El programa comenzó su andadura en 2003 y ayer se presentaron los resultados.

Así, la doctora Dolores Loureiro explicaba que «lo más importante ha sido la obtención de clones certificados» de las variedades de uva de la zona: albarín tinto, carrasquín, mencía, verdejo tinto, albarín blanco, moscatel blanco, godello y albillo. Para la selección, se eligieron cepas con buen desarrollo y ausencia de síntomas virales que se plantaron en una parcela experimental y que han permitido obtener la base para las nuevas plantaciones. Los viticultores «tendrán la certeza de que lo que van a plantar posee una identidad varietal y no tiene virus, que podrían influir en retrasos en la maduración o baja productividad».

La otra parte del programa, dispuesta en dos parcelas experimentales, ha consistido en la evaluación de las condiciones de cultivo óptimas para el desarrollo de dichas variedades: portainjertos, marcos de plantación y tipos de poda. El estudio revela, por ejemplo, los tipos de poda más convenientes, según la variedad de la uva, para obtener la máxima calidad. Del sistema utilizado en cada caso dependerán aspectos como el tiempo de brotación y floración, la maduración, el grado de acidez o la cantidad de producción de uva.

El presidente de la DOP, Juan Manuel Redondo, señaló que la información obtenida servirá para tener planta certificada y de calidad para las nuevas producciones que están previstas en la zona y para mejorar el cultivo de las variedades autóctonas.