El Comercio

Tapia reordena el tráfico de la villa

Francisco López y Manuel Lagar, en la calle Santa Rosa de la villa de Tapia de Casariego.
Francisco López y Manuel Lagar, en la calle Santa Rosa de la villa de Tapia de Casariego. / E. C.
  • Un tramo de la calle Santa Rosa se limitará a una única dirección, otro de Marqués de Casariego será peatonal y Campo Grande cambiará de sentido

El Ayuntamiento de Tapia reorganiza el tráfico de la villa con unas medidas que entrarán en vigor en los próximos días. La villa contará con un nuevo tramo peatonal en la calle Marqués de Casariego; en concreto, en la parte de acceso al parque, ante del instituto. Una medida, la de prohibir el tráfico rodado, que se venía aplicando ya durante los lunes, el día de mercado.

El regidor de Tapia, Enrique Fernández, indicaba ayer que esta peatonalización «es muy necesaria porque hay muchos chavales», en la zona ya que la citada calle divide los dos edificios del instituto Marqués de Casariego.

El Consistorio, asimismo, ya ha colocado las señales que convertirán un tramo de la calle Santa Rosa en un vial de dirección única. Se podrá circular desde la avenida de Galicia en dirección oeste hacia la calle Marqués de Casariego, donde se encuentra Correos. Con esta modificación se busca evitar colapsos en épocas estivales y, aseguró el alcalde, «permitirá crear casi 50 aparcamientos». Los vecinos aplaudían que la circulación en Santa Rosa sea en sentido único. «Entre el aparcamiento y la doble circulación en verano se montan unos cirios...», indicaba Francisco López. Mónica Fernández, residente en un piso de esta calle, apuntaba que así mejorará la seguridad: «En la curva tenías que frenar si venía otro coche».

También se modificará el cambio de sentido en la calle Campo Grande, por la que se circulará en sentido contrario al que se venía usando hasta el momento, es decir, desde la avenida Galicia hacia la calle Marqués de Casariego, por la que se podrá bajar por su zona no peatonal. El Consistorio prevé en esta calle permitir el aparcamiento, creando unas 40 nuevas plazas, que ocuparán parte de la plaza Campo Grande. «Son necesarias para los vecinos que van a hacer gestiones», apuntaban en el Ayuntamiento..

A lo largo de esta semana, se ultimarán las labores de pintado de la señalización horizontal de la villa, y se terminará de colocar las verticales. El gobierno local prevé que este nuevo modelo circulatorio se ponga en marcha en diez días, si las condiciones meteorológicas no retrasan los trabajos.