El Comercio

«La polémica en torno a la Suelta del Pato es injustificada. No se maltrata a ningún animal»

fotogalería

Un momento de la Fiesta del Pato en la playa de Cueva. / David Suárez Fuente

  • Agentes del Seprona vigilaron el desarrollo de este festejo, que tiene lugar en la playa de Cueva, en Valdés. Desde la organización destacan la gran afluencia de público y que se viene celebrando desde hace más de cien años

Con normalidad, con una gran afluencia de espectadores y bajo la vigilancia del Seprona (el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil). Así se celebró hoy la Fiesta del Pato el la playa de Cueva, en Valdés.

La presencia de agentes del cuerpo armado se debió a la reciente denuncia de la Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas (CEPESMA) contra este festejo que consiste en soltar patos en la desembocadura del río para ver, a continuación, quién logra cogerlos primero. Esta celebración supone un «maltrato» y causa «un fuerte estrés» a las aves, según la entidad animalista.

José Manuel Peláez, miembro de la organización de la fiesta, aseguró que la presencia de la Guardia Civil se debía a que estaban comprobando que todos los permisos -Ayuntamiento y Principado- estaban en regla y apuntó que esta celebración se lleva a cabo para «que disfruten todos los pueblos de alrededor». A su juicio, la polémica creada en torno a la Fiesta del Pato es injustificada porque «no se maltrata a ningún animal». Recalcó que se festeja desde hace más de cien años y precisamente esta edición ha sido una de las de mayor éxito de público.