El Comercio

El Principado plantea que el viejo ambulatorio de Luarca sea sede judicial

Edificio del antiguo centro de salud, en Villar.
Edificio del antiguo centro de salud, en Villar. / D. S. F.
  • Los tres concejales no adscritos proponen ubicar el juzgado en el edificio que alberga la oficina de empleo en la villa

La propuesta del Gobierno regional de trasladar el juzgado del centro de Luarca a Villar, utilizando una parte del antiguo centro de salud, fue criticada ayer por los tres concejales no adscritos de Valdés. «El PSOE lleva casi una década prometiendo una nueva sede judicial para Luarca, pero prefieren dilapidar el dinero de los valdesanos en el pago de sentencias judiciales», aseguró José Modesto Vallejo.

En su opinión, el nuevo juzgado debe permanecer en el centro de la villa, y proponen el edificio que ahora alberga la oficina de empleo como alternativa. «Es una buena opción. El inmueble es céntrico, amplio y cuenta con aparcamiento próximo», aseguraron, señalando también que la apertura del nuevo juzgado en este lugar «contribuiría a la dinamización de esta olvidada zona de la villa».

Por su parte, el regidor, el socialista Simón Guardado, aseguró a EL COMERCIO que esta propuesta que ha realizado el Principado «no está cerrada», y cree que lo ediles no adscritos lo único que hacen es «torcer las cosas».

Maniobras de distracción

El portavoz de los no adscritos denunció, además, que «tanto el alcalde como sus compañeros socialistas del Gobierno regional vienen efectuando maniobras de distracción con respecto al juzgado y no hacen otra cosa que anunciar la búsqueda de una sede judicial año tras año, como si fuera un problema nuevo». Se refirió, así, a la propuesta del antiguo conservatorio o la idea de llevarlo al entorno de la estación de Feve. Con estos movimientos, dicen los ediles no adscritos, «tratan de engañar a los ciudadanos y a los sufridos trabajadores del juzgado». José Modesto Vallejo pidió al alcalde que «abandone las vacaciones que inició al comienzo del mandato, y se ponga a trabajar por el bien del concejo».