El Comercio

«Recibí ocho amenazas por decir que hay maltrato en la Suelta del Pato», afirma Laria

Su coche, rayado. Aparecen los dibujos de un pato y un cerilla que, sumados, dan como resultado PV (Parque de la Vida), que Laria dirige.
Su coche, rayado. Aparecen los dibujos de un pato y un cerilla que, sumados, dan como resultado PV (Parque de la Vida), que Laria dirige.
  • El coche del presidente del Cepesma aparece con rayones alusivos a la fiesta. También han tratado de intimidarle por teléfono y en redes sociales

El presidente de la Coordinadora para el estudio y protección de las especies marinas (Cepesma), Luis Laria, aseguró ayer que en los últimos días ha recibido ocho amenazas tras mostrarse públicamente en contra de la Suelta del Pato, en la playa de Cueva (Valdés), un encuentro en el que considera que «hay maltrato animal». Recibió, según indica, llamadas telefónicas intimidatorias e insultos en las redes sociales de personas que utilizaban un perfil falso o se escondían detrás de un seudónimo. «Me amenazaron con quemarme el coche y me dijeron que van a prender fuego al Parque de la Vida», explicó Laria, quien añadió: «No me van a amedrentar».

Pero es que estas advertencias han ido más allá, ya que su vehículo particular ha sido rayado. En él se intuyen los dibujos de un pato y una cerilla que, sumados, dan como resultado las iniciales PV, en referencia al Parque de la Vida, que él mismo dirige. Laria no mostró preocupación al respecto: «El que tenga coraje y quiera enfrentarse a mí, que lo haga directamente, porque yo voy a seguir viviendo de la misma manera y no voy a cambiar mis planteamientos», apuntó.

Laria descartó presentar denuncia alguna: «Denunciando nunca he ganado nada», indicó. Así, refiriéndose a los actos vandálicos que sufrió el Museo del Calamar Gigante de Luarca señaló que «la Justicia no ha hecho pagar las consecuencias a los participes», aunque, eso sí, alabó la labor policial en aquella actuación. «Cortarle las alas a un animal o jugar con él hasta la extenuación representa un hazmerreír de la sociedad que participa en la fiesta», afirmó. Laria, quien no ocultó su malestar por que al final se celebrara la Suelta del Pato el pasado domingo, señaló también: «No me importa lo que haga el Seprona, el Ayuntamiento o las personas; me importa lo que ocurra con un animal y el tiempo me dará la razón».

Por su parte, el alcalde de Valdés, el socialista Simón Guardado, aseguró que el ayuntamiento seguirá dando el permiso en años venideros para que se celebre esta fiesta en la playa de Cueva. «Quedó claro que no hay maltrato», indicó el regidor, en alusión a los controles veterinarios que tuvieron lugar tras la celebración y los del propio Seprona.