El Comercio

Castropol pedirá al Principado que se haga cargo del ramal de Barres

Señalización vertical del ramal de acceso al polígono de Barres desde la autovía A-8.
Señalización vertical del ramal de acceso al polígono de Barres desde la autovía A-8. / D. S. F.
  • El nuevo vial que da acceso directo al polígono industrial desde la autovía estará operativo en dos semanas

El ramal que da acceso directo desde la autovía del Cantábrico (A-8) al polígono industrial de Barres está prácticamente finalizado. Los operarios están terminando de pintar la señalización horizontal, colocando los quitamiedos y rematando algunos detalles, por lo que ya se están cerrando agendas con el Principado para «inaugurarlo la semana del día 19», explicó el alcalde de Castropol, José Ángel Pérez.

El regidor indicó que pedirá al Gobierno regional que «asuma las competencias de este vial». La nueva carretera, que tiene una longitud de 568 metros, conecta una vía estatal, la A-8, con una carretera regional, la AS-31, por lo que, en opinión del alcalde, «no tiene sentido que el ayuntamiento tenga las competencias». La categoría del vial hacen que «la titularidad deba de ser del Principado», subrayó el primer edil, quien en los próximos días enviará un escrito al Gobierno regional para que asuma las competencias de este nuevo ramal.

La puesta en marcha de este ramal no solo solucionará el acceso al polígono, sino que evitará que camiones y grandes transportes circulen por el centro de Barres, lo que hará disminuir el tráfico de este 'punto negro' y permitirá «aliviar la circulación, especialmente durante el verano». El centro de Barres es un punto, desde el punto de vista vial, conflictivo donde los vehículos se desvían para ir a Figueras, a Tol o al propio polígono.

Beneficio vecinal

El ramal beneficiará, además, a los vecinos de los núcleos de Tol y Las Campas, que tendrán acceso directo a la autovía, así como a los pueblos de la zona alta del concejo, que ganarán un tiempo importante para acceder a la A-8. Además, Pérez cree que «se pondrá en valor el área industrial», algo que permitirá relanzar las más de ochenta parcelas de la tercera fase de este polígono que aún están sin vender. «Contar con un acceso directo a una autovía es un plus», añadió.

La obra que está a punto de ser finalizada tuvo que ser adjudicada en dos ocasiones debido a que la Federación Asturiana de la Construcción impugnó el pliego de condiciones al entender que se incluía en la obra la reparación de unos caminos adyacentes que nada tenían que ver con el proyecto de este ramal, y que finalmente fueron sacados de la adjudicación. El vial fue licitado el pasado enero por 954.000 euros a la empresa valdesana CGS, que se ha encargado de realizar los trabajos de este nuevo vial.