El Comercio

Cudillero multará con 200 euros a los hosteleros que no reciclen

  • El Ayuntamiento afirma que si separan los residuos, el pago a Cogersa puede bajar un 30%, con un ahorro de 5.000 euros al mes

El Ayuntamiento de Cudillero ha advertido a los hosteleros de «la obligación de depositar los residuos de forma adecuada en los correspondientes contenedores de recogida selectiva». El incumplimiento de esta normativa, indica, podría acarrear sanciones de hasta 200 euros, una cantidad que también deberá pagar como multa todo aquel que arroje a la vía pública cualquier desperdicio. Además, quien deposite las bolsas de basura fuera del contenedor o les cause algún tipo de desperfecto podrá ser sancionado con 1.500 euros, tal y como se recoge en la ordenanza municipal de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos. El gobierno local cree que si los empresarios de la hostelería separasen los residuos, «se podría ahorrar un 30% de lo que pagamos a Cogersa», aseguró la edil de Turismo, Verónica Pardo, quien cifró esta contención del gasto en «5.000 euros mensuales».

La gran mayoría de los hosteleros han expresado su malestar por este bando publicado por el Consistorio. «Nos es muy complicado reciclar», indicaba uno de ellos, pues «es imposible tener tantos cubos para cada tipo de basura». Añaden que la normativa les impide tener en la calle las cajas o los barriles de cerveza y el espacio en el interior de los locales es reducido, por lo que apenas tienen capacidad para colocar los cuatro cubos de basura (para residuos orgánicos; papel y cartón; plástico y vidrio).

Por el contrario, otros si que reciclan. Así lo asegura la propia edil de Turismo, que regenta un bar en Cudillero, o algunos otros restaurantes que hacen el esfuerzo de separar el vidrio y el aceite. Aun así, reconocen que «no todo el mundo mete las bolsas en el contenedor», por lo que este recordatorio es bueno para que todos cumplamos las normas». El Consistorio ha colocado en la Plaza de la Marina un contenedor de vidrio, afirma la edil, quien añade que se le ha dado la posibilidad a todos los hosteleros de contar con un cubo para reciclar el vidrio más cómodamente.

Normativa de terrazas

En cuanto a la ordenanza de terrazas, los empresarios aseguran que «el Ayuntamiento no la cumple, ya que permite a algunos restaurantes colocar terraza cuando no tienen derecho al carecer su local de fachada». Además, califican de «inútil» la zona de seguridad, puesto que «ha sido invadida por mesas y sillas que impiden el paso de un vehículo. Hay hosteleros que admiten haber colocado más mesas de las permitidas, incumpliendo también la normativa municipal. «Antes estábamos mal con un gobierno que no hacía una normativa, y ahora que se hace, no se cumple», aseguran quienes sí siguen las directrices legales. Por eso, piden al alcalde una solución y «se deje de favoritismos». En su opinión, hay locales que se están viendo favorecidos por este incumplimiento.