El Comercio

El Principado niega que se realizaran cacerías en la zona de Moal, donde apareció un oso muerto por un disparo

Personal de la Consejería de Desarrollo Rural se hace cargo del cuerpo del plantígrado.
Personal de la Consejería de Desarrollo Rural se hace cargo del cuerpo del plantígrado. / L. Á.
  • La Consejería de Desarrollo Rural, que estudia personarse como acusación en el proceso, descarta que el aumento de daños en las ganaderías «pueda estar en el origen del hecho»

La consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, ha negado hoy que se hubieran producido en la zona cacerías o controles de la población de jabalí en los días previos a la aparición en la localidad de Moal (Cangas del Narcea) de un oso muerto por un tiro. Álvarez ha realizado estas afirmaciones en respuesta a una pregunta planteada por el diputado popular Luis Venta durante la comparecencia de la consejera en la Comisión de Desarrollo Rural, celebrada hoy en la Junta General.

"No hubo cacerías ni controles de población de jabalí", ha dicho la responsable política respecto a lo que considera un suceso "condenable", que confía en que los datos recogidos permitan poner a disposición de la justicia a los "desaprensivos autores del delito". En opinión de Álvarez, el incremento de daños causados por el oso a la ganadería no cree que "pudiera estar en el origen del hecho".

La consejera de Desarrollo Rural ha indicado que su departamento estudiará si finalmente se persona como acusación en el proceso de investigación por la muerte del oso a causa de un disparo, si bien ha aseverado que los responsables de la Administración regional no van a ser "meros observadores".