El Comercio

Los alumnos de Cerredo, sin transporte a Cangas a 24 horas del inicio del curso

  • La consejería se había comprometido con los padres a proporcionarles el traslado gratuito tras la negativa a implantar el ciclo educativo en Degaña

Mañana comienza el curso escolar en Secundaria y los alumnos de Bachillerato que han finalizado sus estudios en el colegio de Cerredo (Degaña) todavía no sabían nada ayer del transporte gratuito que la Consejería de Educación se comprometió a proporcionarles hasta el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de Cangas del Narcea. Llevan meses esperando una comunicación oficial por parte de Educación y, ante la falta de respuesta, los padres se pusieron en contacto esta semana por teléfono con la consejería. El lunes les informaron de que el asunto estaba en tramitación, pero ayer recibieron otra llamada en la que les comunicaron que «a día de hoy no tenemos transporte gratuito, que lo están valorando». «Es vergonzoso. Ni gratuito, ni siquiera transporte. Ni pagando, ni nada; el señor consejero es un mentiroso», señalaban ayer los padres.

El consejero de Educación, General Alonso, se comprometió en una reunión con los padres a proporcionar a los alumnos que finalizasen la enseñanza obligatoria en Cerredo el traslado de forma gratuita al IES de Cangas del Narcea, tras más de un año de lucha por que se implantase el Bachillerato en su centro. Hasta entonces, los estudiantes del concejo de Degaña tenían como centro de referencia el instituto del municipio leonés de Villablino, a donde sí se les facilitaba transporte gratuito. Para pedir el Bachillerato en Cerredo, los padres argumentaban las difíciles condiciones meteorológicas en invierno, que impedían que muchos días los alumnos pudiesen hacer el trayecto, haciéndoles perder varios días de clase al año.

La diferencia de programaciones académicas, al tratarse de dos comunidades autónomas diferentes, era otro de los problemas que se encontraban los alumnos, con dificultades para luego acceder a la Universidad de Oviedo. Muchas familias, ante estas complicaciones, optaban por abandonar el concejo cuando sus hijos finalizaban la enseñanza obligatoria.

Por eso, y ante la negativa a implantar el Bachillerato en el concejo, la opción de trasladarlos gratuitamente a Cangas tuvo buena acogida entre los padres, a pesar de que el viaje entre Cerredo y Cangas es más del doble, tanto en kilómetros como en tiempo, que a Villablino.

De hecho, más de la mitad de los alumnos que el curso pasado finalizaron cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en Cerredo se han matriculado para este curso en el instituto de Cangas del Narcea, encontrándose ahora con que no saben cómo van a llegar a clase. «El consejero nos dijo que no nos preocupáramos, que matriculásemos a nuestros hijos en Cangas, y ahora nos encontramos con esto».

De las reivindicaciones de los padres se hacía eco ayer el diputado de Podemos Andrés Fernández Vilanova, quien calificó de «inaudito que, a fecha de hoy, las familias todavía no sepan si podrán contar con el transporte que la Consejería de Educación se comprometió a establecer hace ya un año».

El representante de Podemos lamentó que «este descrédito genera un daño irreparable en la comunidad educativa del mundo rural y en el propio territorio, pues la pérdida de confianza conduce irremisiblemente al abandono».