El Comercio

Los alumnos de Cerredo tendrán transporte a Cangas, pero si pagan

  • Educación señala que el dinero les será devuelto con carácter retroactivo una vez se apruebe el Plan del Suroccidente

El propio consejero de Educación, Genaro Alonso, se encargaba ayer de telefonear a uno de los padres de los alumnos de Bachillerato de Cerredo para confirmarle que hoy, día de inicio del curso en Secundaria, los estudiantes del concejo de Degaña matriculados en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de Cangas del Narcea contarán con transporte escolar hasta el municipio vecino.

Sin embargo, el contenido de la llamada no era el que esperaban, ni se correspondía con las promesas que los padres recibieron de la consejería tras negarles la opción de implantar el bachillerato en Cerredo. En lugar del transporte gratuito comprometido, el consejero les explicó que, de momento, tendrán que pagar por el servicio.

Según los padres, Alonso les explicó que las cantidades que abonen les serán devueltas, con carácter retroactivo, una vez se apruebe el Plan Especial del Suroccidente que elabora el Principado y en el cual se incluiría el transporte gratuito para enseñanzas no obligatorias a Cangas, no solo desde Degaña, sino también desde Ibias y Allande.

Las familias de Cerredo, que tenían previsto manifestarse hoy en el centro cangués ante el incumplimiento de la consejería, acogen con recelo esta nueva propuesta. Sus hijos, que no se matricularon en el centro de referencia de Villablino (León), donde sí contaban con traslado gratuito, tendrán al menos transporte, pero muestran sus dudas de que los importes que tengan que abonar les vayan a ser devueltos.

Ya en su día mostraron sus dudas de que la propuesta fuera incluida en el Plan del Suroccidente, un documento aún en fase de redacción y del que pocos detalles se conocen. Señalan, no obstante, que al mostrar su desconfianza sobre este punto, el consejero planteó que habría una cláusula adicional que recogería que, aunque no se llegase a aprobar, el plan el transporte iba a ser gratis. «No podemos estar contentos, pero tenemos que tener la esperanza de que sea verdad y, por lo menos, tenemos quien los lleve», manifestaron.