El Comercio

La rotura de una tubería deja sin agua potable a Luarca

  • El alcalde advierte de que «hasta que no baje el caudal del río será difícil reparar» la avería, provocada por la lluvia

Los vecinos de la villa de Luarca, además de los de Villar, El Chano, San Martín y Barcellina, se quedaron ayer sin agua potable a causa de una avería en la red principal en la traída de Paladeperre. El corte de agua fue provocado por las intensas lluvias caídas durante la jornada del jueves, que hicieron aumentar el caudal del río Negro y provocaron una rotura de la línea principal que cruza el cauce.

La empresa Aqualia, concesionaria del agua en el concejo, habilitó ayer un bombeo de emergencia con agua extraída directamente del río Negro en la zona de Fornes, aunque, lógicamente, esta agua no es potable. «No reúne las condiciones para el consumo humano», precisó el regidor de Valdés, Simón Guardado, sobre esta medida de emergencia. La empresa estuvo trabajando durante el día de ayer para intentar localizar la avería, aunque según indicó el primer edil «hasta que baje el caudal del río será difícil repararla». Al cierre de esta edición, aunque localizada la avería, no se había podido arreglar.

La renovación de esta traída de agua que abastece la villa de Luarca está en obras desde el pasado mes de junio, aunque no se prevé su finalización «hasta al menos dentro de dos años», dijo el regidor. En esta red se han sucedido en los últimos años importantes roturas que dejan desabastecida a la capital del concejo y sus alrededores. Además de en los hogares, la ausencia de agua potable afectó también a sectores como la hostelería. En los bares se las arreglaban para servir los cafés con agua mineral e incluso cocinar con agua comprada. Incluso algunos hosteleros e enteraban en la tarde de ayer a través de EL COMERCIO de que en la villa no había agua potable. «Es la primera noticia que tengo», indicaron varios hosteleros que desconocían el bando hecho público por la Alcaldía; «otras veces se informaba desde el coche de la Policía Local», se quejaron los hosteleros.

Temas