El Comercio

Silvamayor reclama que se arreglen los deteriorados caminos de la localidad

Parte de la curva destrozada que impide el paso a los trailers.
Parte de la curva destrozada que impide el paso a los trailers. / D. S. F.
  • El mal estado de los viales hace imposible el paso de los camiones con forraje para el ganado

«Estamos abandonados». Así de categóricos se muestran los vecinos de la localidad valdesana de Silvamayor después de que las fuertes lluvias caídas la pasada semana destrozasen los caminos del pueblo.

Los vecinos explican que las vías «antes estaban mal, pero ahora son intransitables», como detalla Juan Cano, un vecino de Gijón que tiene su casa de fin de semana en su pueblo natal.

El camino que está en peores condiciones es el que va El Campetín hasta Urdial, que se encuentra con gran parte del asfalto levantado e incluso el último tramo sin asfaltar. Así las cosas, los vecinos de esas zonas de la localidad tienen verdaderas dificultades para poder acceder a sus viviendas cuando llueve.

Además, los ganaderos de este pueblo de montaña en el concejo de Valdés tienen un dificultad añadida: el agua del reguero de Frebeiro se llevó una parte importante de la curva por lo que «el trailer con silo o paja para el ganado no va a pasar», indicaba Mario Cano, uno de los ganaderos del pueblo.

«Abandonados»

Los vecinos aseguran sentirse «abandonados» por las administraciones, aunque reconocen que después de las fuertes lluvias «vino una pala a quitar las piedras, pero nada más», explicaba José García Castro, quien enumeró varios viales que en pleno siglo XXI están sin asfaltar como el de Gallinero, el que va al Urdial y los ramales de varios hogares, como Casa Nemesio.

A la mala situación del asfalto de los caminos hay que sumar la falta de limpieza de los mismos. «Hace más de un año que no vienen a limpiar», se quejaba José Luis García, vecino de Silvamayor. Además, la escuela del pueblo está en ruinas desde hace varios años, sin tejado y venida abajo. «Me da una pena mirar para ella», apuntaba uno de los vecinos que fue alumno de este centro.