El Comercio

Barres aspira a ser referente empresarial tras la apertura del ramal de acceso a la A-8

El alcalde de Tapia, Enrique Fernández; el director general de Urbanismo, Juan Fernández Pereiro; el alcalde de Castropol, José Ángel Pérez; el consejero de Industria, Francisco Blanco; Joel García, gerente de la empresa CGS; la directora del Idepa, Eva Pando, y la directora de Industria, Sandra Velarde.
El alcalde de Tapia, Enrique Fernández; el director general de Urbanismo, Juan Fernández Pereiro; el alcalde de Castropol, José Ángel Pérez; el consejero de Industria, Francisco Blanco; Joel García, gerente de la empresa CGS; la directora del Idepa, Eva Pando, y la directora de Industria, Sandra Velarde. / E. C.
  • La nueva vía acaba con la circulación del tráfico pesado por el centro del pueblo y facilita que nuevas compañías se instalen en el parque

El ramal de acceso al polígono de Barres entró ayer en funcionamiento, lo que soluciona el problema del paso de vehículos pesados por el centro del pueblo. El nuevo vial cuenta con una longitud de 568 metros y conecta el área empresarial de Castropol con la autovía del Cantábrico (A-8). Esta carretera ha contado con una inversión de 1.149.499 euros, que ha sido financiada íntegramente por el Gobierno del Principado a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa). Con la puesta en funcionamiento de esta vía, el Principado pretende contribuir a captar nuevos proyectos empresariales que puedan instalarse en la tercera fase del polígono, que en la actualidad cuenta con una ocupación del 20%.

La puesta en marcha de este ramal no solo solucionará el acceso al polígono, sino que evitará que camiones y grandes transportes circulen por el centro de Barres, lo que hará disminuir el tráfico de este 'punto negro' y permitirá «aliviar la circulación, especialmente durante el verano», indicó el regidor castropolense, José Ángel Pérez. El centro de la localidad era un punto conflictivo desde el punto de vista vial, ya que los vehículos se desviaban para ir a Figueras, Tol o hasta ayer hasta al propio polígono. El ramal beneficiará, además, a los vecinos de los núcleos de Tol y Las Campas, que tendrán acceso directo a la autovía, así como a los pueblos de la zona alta del concejo, que ganarán tiempo para acceder a la A-8.

Fibra óptica

En la inauguración del vial, el consejero de Industria, Francisco Blanco, dio a conocer que el Principado ya está trabajando en la implantación de la fibra óptica en la área empresarial, por lo que, en opinión del regidor castropolense, este polígono se convierte «en el área industrial de referencia del Occidente y la Marina luguesa». Además, los empresarios ya están trabajando para constituir la entidad de conservación, que ayudará a mantener el polígono y servirá para demandar a las administraciones las necesidades que se vayan detectando en esta zona industrial.

En el corte de la cinta estuvieron presentes el consejero de Industria, Francisco Blanco; la directora del Idepa, Eva Pando; la directora general de Industria, Sandra Velarde; el director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Juan Fernández Pereiro, y los alcaldes de Castropol, José Ángel Pérez, -a quien se le ve en la fotografía cortando la cinta- y el regidor de Tapia de Casariego, Enrique Fernández. El parque empresarial se desarrolló en tres fases de las que las dos primeras están ocupadas y cuentan con 23 empresas que dan empleo a más de 170 personas. De la tercera ya se han comercializado 19.082 metros cuadrados, que se distribuyen en 20 parcelas adjudicadas a nueve empresas. Su desarrollo supondrá una inversión de cuatro millones de euros y 86 puestos de trabajo.