El Comercio

«No hay motivos para estar intranquilos por la protección y gestión del Chao Samartín»

  • El consejero de Cultura destaca la «perfecta colaboración» con la Corporación grandalesa

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, aseguró ayer que «no hay motivos para intranquilidad alguna» en lo referente a la protección y gestión del castro del Chao Samartín, en el concejo de Grandas de Salime. Alonso respondía en la Junta General a una interpelación del diputado del PP Pedro de Rueda en la que expresaba su preocupación por las últimas actuaciones del Ayuntamiento grandalés.

El político popular explicó que este verano el Consistorio sacó a contratación la redacción de un proyecto de obra para la consolidación del yacimiento para el que, según De Rueda, el alcalde aseguró en un Pleno que no contaba con autorización de la consejería porque no la necesitaba, aunque dijo que la Administración regional sí estaba al tanto.

El titular de Cultura aseguró que «nada se hace sin la aprobación y consentimiento de la Dirección General de Patrimonio» y que no le consta que haya habido actuaciones no autorizadas, pero se comprometió a verificarlo ante la insistencia del diputado popular.

Además, Alonso apuntó que existe «una colaboración perfecta» entre el Principado y el Ayuntamiento, «que tiene un papel relevante como titular del yacimiento».

Convenio regulador

En este sentido. se refirió a la ya anunciada firma de un convenio entre ambas administraciones para regularizar los depósitos de los materiales arqueológicos -«que están temporalmente en el centro de interpretación, porque así lo ha permitido el Museo Arqueológico»- y normalizar las condiciones de acceso al yacimiento. Un convenio que equiparó al existente entre el Principado y el Ayuntamiento de Gijón para los yacimientos romanos de la Campa Torres, Cimadevilla o Veranes, o entre la administración autonómica y el Ayuntamiento de Castrillón, cuyo objeto es el castillo de Gauzón.

El consejero también adelantó que el Ayuntamiento de Grandas de Salime ha encargado un Plan Director para la conservación y mantenimiento del castro que incluye, en otras cuestiones, la valoración y estado de conservación, medidas correctoras, medidas preventivas o la gestión y difusión del patrimonio; un trabajo de que, según Alonso ,se encarga una empresa «solvente y conocedora».

Por otra parte, la consejería ha entregado al Ayuntamiento la documentación relativa a las obras más urgentes que requiere el mantenimiento del castro, por lo que Alonso no tiene duda de que «todas las actuaciones en el patrimonio arqueológico del concejo de Grandas cuentan con la pertinente autorización administrativa y tutela de esta consejería».