El Comercio

La plaga de polillas impide sacar la patata de San Tirso, Vegadeo y Castropol

La plaga de polillas impide sacar la patata de San Tirso, Vegadeo y Castropol
  • La Consejería de Desarrollo Rural repartirá trampas y feromonas para acabar con el insecto en los almacenes

En julio de este mismo año, técnicos del Principado explicaban a los vecinos de San Tirso de Abres y de Vegadeo cómo prevenir sus cultivos de patata del ataque de la polilla guatemalteca. Les daban claves para evitar que este insecto se propagara por las plantaciones del Occidente asturiano. Pero de poco han servido aquellas charlas.

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales anunciaba ayer que la polilla también se ha detectado en el concejo de Castropol e insta a los productores no profesionales a que no saquen sus patatas fuera de los límites de los tres concejos citados para evitar la proliferación de la polilla guatemalteca, que está acabando con la producción de este tubérculo en las zonas afectadas.

Fue el pasado mes de junio cuando se detectó la presencia de este insecto, que proviene de Galicia, en Asturias. Y a pesar de las alertas lanzadas por el Principado, su expansión no se ha frenado.

Ahora, la solución que se adopta es impedir que las patatas salgan de los tres concejos afectados. Y es que las larvas de las polillas no solo afectan a los cultivos, sino que también estropean el tubérculo. Incluso pueden 'viajar' en su interior aunque la patata no muestre signos evidentes de estar infestada.

La plaga de polillas impide sacar la patata de San Tirso, Vegadeo y Castropol

Con la prohibición de que las patatas salgan de San Tirso, Vegadeo y Castropol se pretende evitar que las larvas lleguen a otras zonas y después «se transformen en adultos maduros sexualmente» y colonicen nuevas áreas. Toda precaución es poca. Así, la consejería también reclama la colaboración de los concejos limítrofes a los ya afectados. Les pide que estén atentos a cualquier indicio que apunte a la presencia de la polilla guatemalteca y solicita a quienes trabajen en almacenes y puntos de venta, además de a los distribuidores, que ante cualquier «anomalía o detección del insecto» lo comuniquen de inmediato a la sección de Sanidad Vegetal de la consejería.

Y a quienes adquieran o hayan comprado ya patata en San Tirso, Vegadeo o Castropol también les solicitan lo mismo.

Compensaciones económicas

El 10 de octubre se desplazarán a los tres concejos técnicos de la consejería para ahondar en cómo erradicar esta polilla. Y se abordarán posibles compensaciones económicas a los productores locales.

Asimismo, se repartirán trampas y feromonas específicas para la captura de esta plaga en el almacén, además de un sistema de recogida de los tubérculos infestados para su posterior destrucción.