El Comercio

«El Principado no nos paga desde enero y todo tiene un límite»

  • La asociación que gestiona el Centro de Apoyo a la Integración en Serantes reclama los 95.000 euros que le adeuda el Gobierno regional

El Principado adeuda al Centro de Apoyo a la Integración (CAI) de Serantes, en Tapia, un total de 95.000 euros, cuantía procedente de ayuda al transporte y de una subvención anual. La asociación Fraternidad, encargada de gestionar el centro, asegura que «la situación es insostenible». Ayer se reunieron con la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, en busca de una solución. La directora del centro, Inés Fernández, aseguró a EL COMERCIO que la consejería «pone buena disposición, pero no aporta ninguna solución».

Esta deuda afecta a los 26 trabajadores, tanto del CAI como de la residencia, que están sufriendo retrasos en el pago de sus nóminas de hasta cinco meses al no poder hacer frente la asociación a los pagos por el retraso en la llegada de los fondos procedentes del Ejecutivo regional. «Hay trabajadores que llevan cuatro meses y otros hasta cinco sin cobrar», explicaba la directora del centro a la vez que alababa la buena voluntad que ponen los empleados para que la asociación pueda hacer frente a esta situación.

No es la primera vez que se retrasa el dinero procedente del Principado; en diciembre del pasado año la consejería llegó a adeudar hasta 40.000 euros por el transporte.

«Ahora estamos en octubre y ya nos deben 95.000 euros», aseguró Fernández, a la vez que explicó que 35.000 euros corresponden a la subvención anual para el fortalecimiento de la asociación y el resto, 60.000, al transporte, un gasto importante del que la consejería debería abonar mensualmente 6.750 euros. El Principado «no nos paga desde enero», apuntó la directora muy molesta, ya que, remarcó, «todo tiene un límite».

El centro cuenta en la actualidad con 52 usuarios provenientes de diferentes partes de la comarca, desde Puerto de Vega hasta San Tirso de Abres. «Es una zona rural y el transporte es fundamental», indicaba Fernández, quien detalló que cuentan con un autobús adaptado y dos furgonetas para hacer frente al transporte de los usuarios además de prestar servicio a los 16 usuarios de la residencia.

Cena benéfica

El próximo sábado la asociación de vecinos San Bartolomé de Valdepares ha organizado una cena solidaria, cuyos beneficios irán a parar a la asociación Fraternidad.

La idea es ayudar a este colectivo para que pueda ir haciendo frente a la escasez de fondos. Además, se venderán 'filas cero' para el que no pueda acudir pero sí quiera colaborar.