El Comercio

Los vecinos de Moal piden medidas para ahuyentar a los osos

  • Los vecinos de Moal, en Cangas del Narcea, han remitido a los grupos municipales un escrito en el que exponen su preocupación por la presencia cada vez más habitual de osos en las inmediaciones del pueblo y piden algún tipo de medida para ahuyentar a la especie del núcleo urbano

Los vecinos de Moal, en Cangas del Narcea, han remitido a los grupos municipales un escrito en el que exponen su preocupación por la presencia cada vez más habitual de osos en las inmediaciones del pueblo y piden algún tipo de medida para ahuyentar a la especie del núcleo urbano. En la carta, firmada por el alcalde de barrio, Toño Rodríguez, apuntan que «los osos han alcanzado tal grado de sociabilidad que llegan incluso a tumbarse en jardines de casas habitadas para alimentarse de frutales y ganado ovino». Aunque entienden que no existe un nivel alto de peligro, sí que se ha generado desconfianza y temor a encontrarse cara a cara con un plantígrado.

Este hecho, añaden, puede poner en peligro al oso «ya que como hemos visto en sucesos recientes, algún desalmado, aprovechándose de la situación, atenta contra la especie», en referencia a la aparición de un ejemplar abatido a escasos metros de Moal, el mes pasado. Entienden que establecer alguna medida para ahuyentar a los osos del casco urbano, «favorecerá al animal, descenderá el miedo en la zona y, posiblemente, disminuirán los daños de la agricultura, dado que con la llegada de la maduración de frutos secos, continuaría establecido en la zona aumentando su aparición a horas diurnas».