El Comercio

Navia presenta el proyecto del paseo marítimo que incluye el saneamiento

  • El alcalde quiere que los propietarios de parcelas cedan los terrenos a coste cero a cambio de poder conectar sus viviendas a la red

El Ayuntamiento de Navia presentó ayer el proyecto de un tramo del paseo marítimo, desde el muelle naviego hasta el parque Ramón de Campoamor paralelo a la ría. Para ejecutar el paseo, el Consistorio ve necesario que los dueños de los terrenos y viviendas cedan una línea de seis metros.

Para ello ha ofrecido a los ocho propietarios de las parcelas afectadas, la inclusión del saneamiento en el proyecto. De esta forma no tendrían que realizar obra alguna para enganchar sus viviendas al saneamiento general, previsto se ponga para finales de 2017. Un beneficio para la propiedad que se sumaría el hecho que tanto las viviendas como los solares, tendrían acceso por dos vías públicas.

El terreno cedido no será edificable en ningún caso, ya que se debe respetar la distancia de la separación a la ría, aunque los solares estén calificados como suelo urbano, después de que los tribunales diesen la razón a dos vecinos que pedían el cambio de calificación del suelo, dado que anteriormente era urbanizable, lo que suponía tener que ejecutar aceras, viales y servicios, algo que ahora no les obliga al ser calificado tan sólo de urbano.

Suelo urbano para todos

Ante la sentencia, el ayuntamiento naviego decidió extrapolarla al resto de propietarios de todas las fincas colindantes con la ría. El alcalde de Navia, el socialista Ignacio García Palacios, calificó el proyecto de «clave». Y es que, además de beneficiarse los propietarios, todo el mundo sale ganando -dijo- porque «Navia dejará de dar la espalda a la ría». Ahora, el regidor se reunirá con cada propietario para intentar formalizar el traspaso de los terrenos, dado que sin la cesión el proyecto no saldría adelante.

El proyecto contempla un paseo desde el Puerto, a pesar de que Demarcación de Costas había ejecutado un pequeño tramo, cuya propiedad resultó no ser pública. Tendrá acabados en hormigón pulido, con un alumbrado situado en diferentes balizas, además de la instalación de la correspondiente barandilla y varios bancos. El proyecto tiene un coste de 250.000 euros que serán financiados por «las administraciones», indicó García Palacios, añadiendo que Demarcación de Costas «está muy implicada», en el proyecto, aunque matizó que «cualquier administración podría financiarlo».