El Comercio

Piden 10.800 euros de multa para el acusado de maltrato animal en Tineo

vídeo

El acusado, en primer término, al inicio del juicio celebrado ayer en Tineo. / LIDIA ÁLVAREZ

  • Los hechos se remontan a septiembre de 2015 cuando fue grabado arrastrando a su perro, atado a la defensa trasera de su todoterreno

«En ningún momento traté de hacerle daño al perro», aseguró ayer en su alegato final José García Rico, el hombre acusado de arrastrar a su mascota atada a la defensa trasera de su todoterreno en septiembre de 2015. Y también de tener a otros dos animales más en malas condiciones higiénico-sanitarias en el pueblo de Barredo ( Tineo). La escena fue grabada en vídeo por un vecino y difundida por Adoptastur, asociación personada como acusación particular.

En la vista, celebrada ayer en el Juzgado de Instrucción de Tineo, el acusado señaló que había prestado el carro en el que habitualmente transporta a los animales a un amigo, motivo por el que optó por atar al animal, que se había escapado, al vehículo para llevarlo a su perrera. Aseguró que ese día circulaba a una velocidad adecuada para el paso del perro y que el animal «iba andando normalmente hasta que vio otros perros, se alteró y se enredó con la cuerda», lo que provocó que fuese varios metros a rastras.

La versión difiere de la del vecino y autor del vídeo, que ayer prestó declaración como testigo de la acusación, y que aseguró que «en cuanto el coche se puso en marcha iba con las patas a rastras y no se levantó en ningún momento». El testigo también apuntó que el acusado eligió una ruta más larga, de 890 metros, en lugar del camino más corto a la perrera, que se encontraba a 420 metros. Sobre este asunto, el acusado defendió que en el trayecto más corto había maquinaria trabajando y por eso optó por evitarlo.

Ninguna de las explicaciones convenció a la Fiscalía ni a las acusaciones particular y popular, esta última ejercida por la Asociación para la Defensa de los Animales y su Trato Ético (Adelante), que sostienen que, además del episodio con 'Pinto', el perro que se ve en el vídeo, el acusado tiene otros dos perros, 'Nube' y 'Tren' y que los tres ejemplares están de forma permanente en su perrera, sin salir ni para hacer ejercicio ni para limpiar el interior del habitáculo, «lo que ha desembocado en que los animales tengan un gran estado de ansiedad, estén muy sucios y en condiciones higiénico-sanitarias muy malas».

El Ministerio Fiscal considera los hechos constitutivos de tres delitos leves de maltrato animal doméstico y pide una multa de 2.700 euros. Las acusaciones elevan la cantidad hasta los 10.800 euros. En ambos casos, piden también la privación del derecho a tenencia de animales durante tres años. La defensa, por su parte, pide la libre absolución.