El Comercio

Valdés vigilará la obra de la traída de agua para evitar las roturas en la vieja tubería

  • Por su parte, el alcalde, Simón Guardado, explicó que «sabemos que es una situación compleja», que se alargará hasta finales de año cuando finalicen las obras en esta zona de La Capitana

El Ayuntamiento de Valdés mantuvo ayer una reunión con la empresa responsable de las obras del abastecimiento de agua en Luarca. El objetivo: evitar las roturas de las tuberías que se produjeron en los últimos días con motivo de la ejecución de la obra. A la reunión también asistieron miembros de Aqualia, empresa concesionaria del agua en el municipio, y del Principado, en busca de soluciones. La complejidad radica en que las tuberías viejas están situadas muy cerca de las nuevas, lo que causa continuas roturas. Todas las partes mostraron su buena disposición por lo que se acordó un seguimiento exhaustivo del proyecto y un mayor control de los espacios para evitar los problemas.

Por su parte, el alcalde, Simón Guardado, explicó que «sabemos que es una situación compleja», que se alargará hasta finales de año cuando finalicen las obras en esta zona de La Capitana.