El Comercio

Reabierta la N-634 en Porciles tras ocho meses de obras por un argayo

Las intensas lluvias provocaron el argayo que abrió el firme. Imagen de archivo.
Las intensas lluvias provocaron el argayo que abrió el firme. Imagen de archivo. / EFE
  • Fue necesaria la inversión de cerca de 4,3 millones de euros para restaurar el firme

La carretera N-634 a su paso por Porciles, en el concejo de Salas, quedará reabierta al tráfico este lunes, 24 de octubre, ocho meses después de que las lluvias del mes de febrero provocasen un gran argayo en cuya reparación el Ministerio de Fomento ha invertido cerca de 4,3 millones de euros.

El pasado mes de marzo, en la margen derecha del tramo Salas-La Espina de la N-634, a la altura de Porciles, se produjo un deslizamiento de tierras de grandes dimensiones que cayó sobre la calzada de la carretera, ocupándola totalmente y obligando a cortar el tráfico, que ha desviado hasta ahora por el antiguo trazado de la carretera.

El deslizamiento afectó al talud en toda su altura en un ancho de unos 40 metros y dejó cortado también un camino de servicio a fincas, ya que avanzó unos 70 metros hacia el interior de la ladera.

Las obras han permitido instalar a lo largo de noventa metros una pantalla de micropilotes anclada en la zona superior del talud, a fin de evitar el progreso del deslizamiento, así como para garantizar la seguridad de la excavación del terreno removido.

A continuación, se procedió a la excavación del terreno removido hasta llegar a la superficie de deslizamiento y para llevar a cabo la reconstrucción del talud.

Las obras se completaron con actuaciones complementarias, como la ejecución de una zanja drenante en la coronación del talud, la reposición del firme, el repintado de marcas viales y la colocación de barrera de seguridad en el tramo de la carretera afectado por el deslizamiento, la disposición de una geomalla e hidrosiembra para evitar la erosión del terraplén y la reparación de los caminos locales afectados durante la ejecución de las obras.