El Comercio

253 millones para impulsar el Suroccidente

Guillermo Martínez (segundo por la derecha), con representantes de los concejos del Suroccidente.
Guillermo Martínez (segundo por la derecha), con representantes de los concejos del Suroccidente. / E. C.
  • El Plan Especial diseñado para los concejos de Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Ibias y Tineo contempla 33 medidas que se desglosan en 183 acciones

El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha presentado este viernes a los alcaldes del suroccidente asturiano el plan especial dirigido a la regeneración económica de la comarca, que permitirá movilizar 253 millones de euros, unos cien más de los previstos inicialmente, para la puesta en marcha de seis ejes, con 33 medidas, que a su vez se desglosan en 183 acciones. Además de los recursos propios del Principado, se contempla la posibilidad de acceder a partidas del Plan de Desarrollo Rural (PDR), fondos mineros y fondos Leader.

El programa, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno en su última sesión y que se trasladará de inmediato a la Junta General del Principado para su tramitación, tiene un horizonte de aplicación de diez años y ha sido elaborado conjuntamente con los ayuntamientos de Ibias, Degaña, Allande, Cangas del Narcea y Tineo, además de los agentes sociales y económicos, y una amplia representación de la comarca.

El documento se estructura en seis ejes: Participación local y gobernanza, Calidad de vida en el medio rural, Infraestructuras y transporte, Impulso de la economía y capacitación, Patrimonio cultural, ambiental y paisajístico y Simplificación administrativa. Su objetivo es ofrecer una respuesta integral y específica a esta comarca, que ocupa una superficie global de 2.127 kilómetros cuadrados y suma una población de 28.067 habitantes.

El plan pretende paliar la vulnerable posición socioeconómica de este enclave territorial, debido a su acusado declive demográfico, los ajustes en el sector de la minería y las dificultades de accesibilidad en cuanto a infraestructuras y comunicaciones. Uno de los grandes objetivos de la iniciativa es, por lo tanto, fijar población y responder a los problemas asociados al envejecimiento en la zona a partir de la generación de empleo y la mejora de la calidad de vida en el medio rural.

Con su puesta en marcha, el Gobierno asturiano pretende invertir tendencias a largo plazo y estimular los recursos autóctonos para generar nuevas actividades económicas, además de ampliar la dotación de infraestructuras y servicios públicos.

Entre otras medidas, figuran el desarrollo del polígono industrial El Mazo en Allande; el apoyo al potencial agroganadero de la comarca a través de la apicultura y las ayudas ganaderas para la crianza de razas autóctonas, el diseño de un plan turístico, la implantación de un ciclo formativo de grado medio en Cangas del Narcea sobre Atención a personas en situación de dependencia y la puesta en marcha de un plan director de recuperación del monasterio de Santa María la Real de Obona, en Tineo, y de un programa de excavaciones arqueológicas en el castro de San Chuis.

Según los datos facilitados hoy por el consejero en Cangas del Narcea, el primero de los ejes, Participación local y gobernanza, cuenta con un presupuesto de 104.000 euros y pretende involucrar a la población de manera activa en la toma de decisiones vinculadas con la gobernanza del territorio, además de visibilizar el concepto de ruralidad como algo positivo. En este ámbito se desarrollarán campañas de sensibilización y se creará una línea de ayuda a los ayuntamientos para fomentar la constitución de agrupaciones municipales de voluntarios de protección civil.

El segundo eje, Calidad de vida en el medio rural, dispondrá de 104,5 millones e irá orientado al desarrollo de unos servicios básicos que pasan por reforzar y mejorar la sanidad y la educación, con un presupuesto de 5,8 millones, y el fomento de una red de servicios asistenciales que de cobertura a una población envejecida y dispersa, que contará con otros 15,8 millones. Los centros educativos contarán con inversiones por 1,6 millones. Se elaborará, además, un Plan Comarcal de Servicios Básicos.

El tercer eje, Infraestructuras y transporte, dispone de una dotación de 52.175.000 euros y actuará sobre las infraestructuras y el transporte de la zona, el segundo pilar para revertir el despoblamiento. Contempla el desarrollo de obras y mejoras de las comunicaciones viarias de la comarca, principales y secundarias, con una inversión de 38,05 millones, actuaciones que se complementarán con proyectos en infraestructuras de abastecimiento y saneamiento por otros 11,09 millones. También se dedicará especial atención a la cobertura de las tecnologías de comunicación de alta capacidad.

El cuarto eje del plan, Impulso de la economía y capacitación, cuenta con un presupuesto de 85 millones y agrupa las medidas para mejorar la formación profesional y los incentivos que generen un nuevo tejido económico, especialmente aquellas actividades relacionadas con las producciones agrarias de calidad, el turismo rural y el desarrollo del monte como recurso económico, entre otras iniciativas previstas. La mejora de las infraestructuras y equipamientos forestales, y el impulso de acciones de repoblación y actividades silvícolas concentrarán una inversión de 32,5 millones.

También en este marco se aplicarán medidas para aprovechar el potencial agroganadero de la comarca, con acciones dirigidas a fomentar la apicultura y el sector vitivinícola, así como el sector turístico, con el desarrollo de un plan especial y la apuesta por actividades sostenibles que pongan el valor la riqueza paisajística de la comarca.

El quinto eje, Patrimonio cultural, ambiental y paisajístico, que movilizará 10,82 millones y actuará sobre la recuperación de bienes culturales con atención especial al desarrollo e impulso del Camino de Santiago, incluye medidas sobre el patrimonio cultural, ambiental y paisajístico, y orienta sus acciones a poner en valor la riqueza de la comarca con actuaciones de restauración y conservación, así como de mejoras en las infraestructuras de prevención de incendios forestales.

El último de los ejes, Simplificación administrativa, dispone de un presupuesto de 377.520 euros y se configura como una línea transversal que intenta facilitar la relación de la ciudadanía con las administraciones públicas. Entre las medidas que impulsará, destacan la puesta en marcha de una ventanilla única y la mejora de las herramientas administrativas de gestión a nivel municipal.