El Comercio

Juzgan a un concejal de Castropol por acosar sexualmente a una trabajadora municipal

  • Al parecer, el acusado se abalanzó sobre la mujer, la besó y, tras recriminarla ella lo que hacía, le dijo: «Dame un beso, dame un beso»

Un concejal del Ayuntamiento de Castropol será juzgado el próximo miércoles como presunto autor de un delito de acoso sexual cometido contra una trabajadora municipal en mayo de 2015 por el que la Fiscalía pide una multa de 2.880 euros y una indemnización de 15.720 por daños morales para la víctima.

El escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público señala que los hechos se produjeron el 2 de mayo de 2015 cuando el acusado era concejal de obras del Ayuntamiento y jefe directo de la víctima a la que recogió a las 9:00 horas con su coche para llevarla al lugar donde desempeñaba su trabajo como operaria de limpieza en una carpa situada en el muelle de la localidad.

Una vez que llegaron, el acusado se abalanzó sobre la mujer, la besó y, tras recriminarla ella lo que hacía, le dijo: "Dame un beso, dame un beso", según la Fiscalía. La empleada municipal intentó desabrocharse el cinturón para irse y apartó la cara, momento que aprovechó el acusado para cogérsela y que no la quitara, iniciando un forcejeo hasta que la víctima logró salir del coche.

A consecuencia de estos hechos la mujer sufrió una crisis de angustia y, debido al nerviosismo que le ocasionada volver a su puesto de trabajo, estuvo a tratamiento con ansiolíticos, un proceso del que tardó en curarse 252 días y le dejó como secuela un trastorno distímico.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de acoso sexual y solicita que se condene al acusado a 12 meses de multa a razón de 8 euros diarios con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 6 meses de prisión, al pago de las costas procesales y al abono de una indemnización a la víctima de 15.720 euros por daños morales de la que pide que responda de forma subsidiaria el Ayuntamiento de Castropol.