El Comercio

El hallazgo de nueve cachorros reaviva la demanda de crear un albergue de animales en Valdés

Dos de los cachorros hallados por los cazadores.
Dos de los cachorros hallados por los cazadores. / E. C.
  • Izquierda Unida critica el retraso en el desarrollo de esta actuación, que cuenta incluso con la licencia de actividad

Un grupo de cazadores encontraba este fin de semana nueve cachorros abandonados en un monte cercano a la localidad de Gamones, en Valdés. Tras dar aviso al guarda del coto, éste se puso en contacto con la Asociación Protectora de Animales sin Hogar de Valdés, que se encargó de recogerlos. «Fueron abandonados en un lugar bastante apartado y de difícil acceso, junto a un saco con gallinas muertas», explica Andrea Nogueira, responsable de la asociación.

Desde allí fueron trasladados en un primer momento a los almacenes municipales, donde hasta ahora se está recogiendo a los animales abandonados a falta de la adecuación de un albergue tal y como recogía la ordenanza aprobada el año pasado y que aún no se ha llevado a cabo.

Sin embargo, «desde el Ayuntamiento se dieron cuenta de que las instalaciones del almacén municipal no están preparadas para perros tan pequeñinos, que además necesitan atención veterinaria», señaló Nogueira. Por eso «accedieron a que desde la protectora nos ocupemos y cuidemos de ellos, al menos, durante las dos primeras semanas y ellos se harán cargo de los gastos. Creemos que este gesto indica que quieren dar un paso adelante y que hay voluntad para construir el albergue».

Y es que el hallazgo de los nueve cachorros pone de manifiesto la necesidad de crear un espacio adecuado para la recogida de animales abandonados. Precisamente, en Izquierda Unida de Valdés se han mostrado muy críticos con el retraso en la puesta en marcha de la instalación. El coordinador local, Fernando Losada, recordaba que ya en mayo de 2015 se aprobó en el Pleno la ordenanza de protección y tenencia de animales que señalaba que, en el plazo máximo de seis meses, se pondría en marcha un depósito de animales.

Licencia de actividad

Losada señalaba además que, en marzo de este año, la Junta Local de Gobierno concedió licencia de actividad para la instalación de una perrera municipal y que el acuerdo se trasladó al Servicio de Prevención Ambiental del Principado, que resolvió favorablemente el 3 de junio. Por eso califica de «inexplicable» que a día de hoy aún no se haya construido.

La intención inicial planteada tras la aprobación de la ordenanza era ubicar las nuevas instalaciones en las inmediaciones del almacén municipal, en La Capitana, y que su gestión corriese a cargo de la protectora, con la que se firmaría un convenio de colaboración. La asociación trabaja ahora para encontrar un hogar a los nueve cachorros -ocho machos y una hembra- a los que se les calcula en torno a un mes de edad, por lo que deducen que hasta ahora estuvieron siendo alimentados por la madre. Ayer solo uno de ellos había encontrado ya un nuevo hogar.

Temas