El Comercio

El fuego arrasó 5,3 hectáreas de superficie forestal
El fuego arrasó 5,3 hectáreas de superficie forestal / AFP

Condenado un vecino de Belmonte a ocho meses como autor de un incendio forestal por imprudencia

  • Deberá pagar una multa de 1.920 euros y una indemnización total de 7.800 euros al SEPA y al Ministerio de Agricultura

El Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo ha condenado a ocho meses de prisión a un hombre, vecino de Belmonte de Miranda, como responsable de un delito de incendio forestal por imprudencia grave, ocurrido en ese concejo durante el pasado año.

En concreto, la jueza considera probado que, el pasado día 30 de marzo de 2015, el hombre -vecino de la localidad belmontina de Villaverde- prendió fuego para quemar unos rastrojos y generar pasto en una parcela de su propiedad en la sierra de Begega.

El acusado tenía licencia para la quema de residuos agrícolas, «válida únicamente para quema cordones», mientras que «fue efectuada a manta y sin adoptar medida alguna a fin de evitar su propagación». El fuego comenzó a extenderse, sobrepasando el muro que rodeaba la finca y permaneció activo durante más de cinco horas, arrasando una superficie forestal de hasta 5,3 hectáreas, entre la que se encontraba abundante arbolado de abedul, arraclán, tojo, brezo, helecho y herbáceas y otras cuatro parcelas de particulares.

El fallo judicial recoge igualmente que el acusado reconoció su culpabilidad en la autoría de los hechos y declaró que ese día había hecho «la limpieza como siempre y nunca había pasado nada», pero el fuego cruzó esta vez cruzó hasta la carretera.

Sin móvil para avisar al 112

También admitió el ahora condenado que la quema se realizó a manta y que tan solo empleó como herramientas una pala de dientes y una pala rasera, que iba solo y que tampoco disponía de teléfono móvil para avisar al servicio del 112 en caso de propagación.

En definitiva -señala la sentencia- «que ni siquiera leyó el permiso de quema, alegando que la letra es muy pequeña y no la ve».

Además de la prisión, el acusado deberá abonar una multa de 1.920 euros (ocho meses a razón de ocho euros diarios) e indemnizar al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y al Ministerio de Agricultura por la intervención de los bomberos y el helicóptero de las Brigadas contra Incendios en 543 euros y 7.264,80 euros, respectivamente.

El acusado también deberá abonar la indemnización económica que se determine posteriormente por los daños causados en varias parcelas particulares.