El Comercio

El albergue de peregrinos de Piñera es una ruina

Una parte del albergue se encuentra sin pizarra con el tejado tapado por plásticos.
Una parte del albergue se encuentra sin pizarra con el tejado tapado por plásticos. / D. S. F.
  • El mal estado supondrá un retraso de tres semanas al tener que adjudicar de nuevo las obras

  • La reparación del tejado del centro naviego, muy deteriorado, tiene un presupuesto de 24.294 euros

El Ayuntamiento de Navia se ha encontrado con una auténtica ruina en las maderas de castaño de la techumbre del albergue de peregrinos de Piñera. El Consistorio se ha visto obligado a rescindir el contrato con la empresa que llevaba a cabo la reparación del tejado del albergue de peregrinos, adjudicada en su día por un importe de 23.585,88 euros.

Y es que la empresa se encontró al quitar la pizarra con daños muy graves en la madera de castaño de la cubierta, algo que no estaba previsto inicialmente. De hecho, la madera presentaba un buen aspecto en el interior, pero ahora supondrá un sobre coste añadido a la reparación. Este imprevisto no se pudo añadir al proyecto original para que lo ejecutase la empresa que ya realizaba los trabajos al tratarse de un «contrato menor», explicaba la edil de Obras, María Cruz Fernández. Por este motivo, el gobierno local naviego deberá redactar un nuevo proyecto, en el que se incluya el cambio de la madera de la techumbre, que ayer mismo sacaba a concurso de licitación, invitando a las tres empresas que concursaron inicialmente a realizar la obra.

En esta ocasión, el importe de licitación asciende a 24.294,72 euros, a los que habría que sumar los gastos de liquidación y los trabajos de demolición del tejado del albergue ya ejecutados por la primera empresa adjudicataria, por lo que el sobre coste de la obra «rondará los 3.500 euros», aseguraba la concejala.

La gestión, a concurso

Los trabajos, ahora parados y con el techo cubierto por plásticos, deberían haber terminado la pasada semana. De hecho, este imprevisto retrasará las obras «entre dos y tres semanas», indicaba Fernández.

La edil aseguró que el retraso se debe a los trámites exigidos por ley para este tipo de casos. «Si esto hubiese ocurrido a un particular, podría haber pagado la diferencia de precio a la empresa que estaba ejecutando los trabajos. Es algo que no podemos hacer en la Administración con los contratos menores», explicaba Fernández.

La edil de Obras no quiso dar ahora una fecha de finalización de las trabajos del albergue que lleva en reparación desde hace más de un año, pero recordó que cuando se termine con el tejado, se colocarán los muebles de cocina y saldrá a concurso la gestión del hospedaje, ubicado en una parte de las antiguas escuelas de Piñera, que tienen reservado un espacio para los vecinos.