El Comercio

El exasesor municipal de Cangas reclama 50.000 euros al Ayuntamiento

  • La cifra responde a los honorarios por la defensa del Consistorio en juicios mientras, al mismo tiempo, trabajaba en el mismo ente

El alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, hizo público ayer que el Ayuntamiento deberá hacer frente al pago de más de 50.000 euros a Juan Carlos Guerrero, «quien fuera asesor del exalcalde José Luis Fontaniella, entre 2011 y 2014».

La cifra se correspondería con diferentes facturas por los honorarios de varios juicios en los que llevó a cabo la defensa jurídica del Ayuntamiento, «mientras actuaba a su vez como asesor del PP en el Consistorio». Rodríguez explicó que, ante este requerimiento, la postura defendida por el Ayuntamiento fue que el pago no procedía. «No es lógico que alguien que está trabajando para el Ayuntamiento, pase facturas además por la defensa de la empresa en la que se trabaja. Es como si a cualquiera de nosotros nos pagasen dos veces por hacer el trabajo para el que fuimos contratados».

Según el actual regidor, Guerrero cobraba 28.000 euros por sus labores como asesor y su contratación se justificó en base al ahorro de dinero que le supondría al Ayuntamiento en los juicios, «pero al final la realidad es que le pagaremos, además de los 28.000 euros de su sueldo, más de 50.000 que mejor estaban invertidos en arreglos de carreteras».

Rodríguez exige explicaciones a los populares cangueses, señalando que la contratación del exalcalde de Pravia como asesor en Cangas del Narcea respondió a «una exigencia del PP de Asturias para colocar a los consejeros afines».

El alcalde socialista cangués va más allá e insinúa que lo que el partido quería era colocar a alguien «para ordenar un consistorio a su gusto, lejos de los focos y del control político y teniendo como títere a otro que solo ponía la cara», haciendo referencia también a la imputación de Guerrero en el 'caso Pokemon', «por presuntos apaños de contratos públicos».