El Comercio

Una gallina de la raza 'combatiente indio' gana la muestra avícola de Vegadeo

Público asistente a la Exposición Internacional de Avicultura 'La Pinina', en Vegadeo.
Público asistente a la Exposición Internacional de Avicultura 'La Pinina', en Vegadeo. / D. S. F.
  • La exposición acogió el I Campeonato de Pita Pinta Asturiana y el primer monográfico de Oca Toulouse de Babero

Un total de 1.700 animales llenaron ayer el recinto ferial de Vegadeo en la XIII Exposición Internacional de Avicultura 'La Pinina', que en esta edición batió todos los récord de participación. Entre las novedades, una muestra de faisanes y pavos reales de diferentes colores que llamaron la atención del público. Además se pudo ver la concentración más grande en Europa de Ocas Toulouse de Babero, que logró reunir en Vegadeo a cuarenta ejemplares.

El presidente de la Asociación de Amigos de la Avicultura Artesanal 'La Pinina', Claudio Fano, destacó el buen balance de visitas de la muestra, ya que «cada vez se conoce más y hay más aficionados». Durante la jornada se celebró el I Campeonato de Asturias de Pita Pinta, que ganó un ejemplar de la Asociación para la Recuperación de la Pita Pinta Asturiana, que también se llevó el segundo puesto.

En el monográfico de Ocas Toulouse, el criador Pedro Sánchez-Algaba Gil se alzó con todos los premios, mientras Claudio Fano, presidente de 'La Pinina', consiguió el premio al mejor gallo y gallina del II Campeonato de España de Raza Araucana, que se celebra por segundo año en Vegadeo. El de mejor animal de la exposición fue para el ejemplar de la raza 'Combatiente indio' de Esteban Borja Fernández, de Logrezana, en Carreño, que se mostró muy contento ya que «es muy difícil que te elijan el mejor entre 1.700 ejemplares».

También había venta de productos específicos para las aves, que tuvieron muy buena acogida, según pusieron de manifiesto diversos responsables de los puestos comerciales. También el público se mostró encantado con el resultado de la muestra .«Lo que más me llama la atención son las aves silvestres», decía José Alonso, aficionado a la cría de gallina; mientras la naviega Ángeles Ramos se mostraba asombrada por el tamaño de los pollos. «Son enormes», decía.