El Comercio

Las asociaciones de Cerredo acusan de «pasividad» a la Corporación municipal

  • Acusan a la administración de poner trabas a actividades cotidianas y de mantener el pueblo en «situación de abandono»

Las asociaciones culturales y vecinales de Cerredo critican la pasividad del Ayuntamiento de Degaña por entender que el pueblo se encuentra en «situación de abandono». Por ese motivo exigirán a toda la Corporación municipal que «salgan del letargo y comiencen a trabajar», para mejorar el concejo.

Las asociaciones creen que el gobierno local «no nos deja trabajar debidamente» y pone trabas a sus actividades cotidianas, dado que ni tan siquiera contestan a los escritos presentados en el Registro municipal, por lo que acusan al alcalde, el socialista José María Álvarez Rosón, de «inacción», lo que ha traído grandes perjuicios a diferentes asociaciones que han llegado a perder ayudas y no poder desarrollar diferentes actividades.

Por este motivo las asociaciones han decidido, en una reunión conjunta, constituir un frente común para que sus peticiones «sean tratadas como la del resto de ciudadanos de Asturias» y poder cambiar la actual «situación de abandono del concejo».