El Comercio

Sidra y callos por Santa Catalina

El público llenó la carpa en la plaza Alfonso X.
El público llenó la carpa en la plaza Alfonso X. / L. ÁLVAREZ
  • La feria de Luarca se llena de público en una edición con más de treinta expositores y exhibiciones ecuestres y de escanciado

La plaza de Alfonso X El Sabio de Luarca fue escenario este fin de semana de una nueva edición de la feria de Santa Catalina. El buen tiempo acompañó y el público llenó el sábado y el domingo la carpa instalada en la plaza, que contó con más de una treintena de puestos.

En el certamen agroalimentario no faltó representación de los mejores productos de la comarca, con todo tipo de embutidos, pan, miel, quesos y repostería, además de degustaciones de frixuelos y castañas.

Durante la jornada de ayer se pudieron degustar además, los tradicionales callos de Santa Catalina en una cata gratuita organizada por el Ayuntamiento con motivo de la festividad para rememorar la costumbre de realizar las matanzas en esta época del año.

La degustación estuvo acompañada, en esta ocasión, por un concurso-exhibición de los ganadores del Campeonato Oficial de Escanciadores de Asturias. En la muestra luarquesa resultó vencedor Pablo Álvarez, del Restaurante Miramar. El concurso fue casi un ensayo porque, a partir del año que viene, Luarca estará dentro del circuito del campeonato oficial.

Tampoco faltó este año la concentración y desfile de caballos, organizado con la colaboración del Club Ecuestre Carbayín. «Se trata de mantener la tradición, recordando que antes en Santa Catalina siempre había una gran feria ganadera», explican en el Ayuntamiento de Valdés. Así más de medio centenar de caballos y jinetes se concentraron en la plaza de la feria, para desfilar hasta la plaza de Alfonso X.

Lo que no tuvo tanto éxito en esta edición fue el concurso de canciones de chigre, previsto para la jornada del sábado.

Solo un grupo, llegado desde Puerto de Vega, se había inscrito en el certamen, así que se desistió de celebrarlo. No obstante, la agrupación naviega animó con sus cánticos los bares de la capital del concejo valdesano.