El Comercio

«El hospital de Jarrio es un lujo que no se puede dejar caer», reivindica el PP

Mercedes Fernández y Carlos Suárez, en el hospital de Jarrio.
Mercedes Fernández y Carlos Suárez, en el hospital de Jarrio. / L. Á.
  • Los populares inician una campaña para denunciar las «graves carencias» del hospital y exigir «que vuelva a ser un referente»

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, presentó ayer en Jarrio una campaña de esta formación «a favor de una sanidad de calidad en el Occidente». La política popular aseguró que Jarrio, cabecera del área sanitaria I, «era un hospital de referencia dentro y fuera de Asturias, pero ha ido perdiendo competitividad porque la Consejería de Sanidad escatima los recursos materiales y humanos».

Los populares hicieron referencia a las «graves carencias de personal», con plazas sin cubrir en servicios como cardiología, neurología, anatomía patológica o urología. Además, indicaron, «las consultas están saturadas y se derivan pacientes a Avilés», existe déficit de pediatras y médicos de Atención Primaria y las listas de espera «se maquillan con irregularidades administrativas y demoras inasumibles». Exigen, entre otras cosas, que se defina la cartera de servicios del centro y se le dote de medios, se asignen los médicos necesarios y se refuerce el servicio en épocas de afluencia turística, además de dotar al área de un equipo de UVI móvil con personal independiente al de las urgencias hospitalarias.

El diputado Carlos Suárez explicó que han editado un díptico con las carencias que la población y el personal les han trasladado y que recoge las propuestas del PP para asegurar el futuro del hospital: «Jarrio es un lujo que no se puede dejar caer», concluyó.