El Comercio

La alcaldesa de San Tirso pide «un mayor control sobre el lobo» tras los últimos ataques

  • Quintana también pidió al director general una mayor eficacia en las batidas, pese a que en los últimos tres meses se han realizado un total de diez controles, con la participación de hasta once guardas, que no han logrado acabar con ningún ejemplar

La alcaldesa de San Tirso de Abres, la popular Goretti Quintana, pidió ayer al director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, «un mayor control sobre el lobo», dado que los cánidos han atacado en noviembre hasta en dos ocasiones a núcleos de San Andrés y Naraido, «matando a siete cabezas de ovino», explicó la regidora. Goretti Quintana trasladó en este caso su preocupación ante la cercanía del lobo a las casas, una vez que el animal ha sido visto en El Llano «a pocos metros del núcleo urbano».

Quintana también pidió al director general una mayor eficacia en las batidas, pese a que en los últimos tres meses se han realizado un total de diez controles, con la participación de hasta once guardas, que no han logrado acabar con ningún ejemplar. Por este motivo, reclamó que se realicen los controles «en las zonas donde tienen lugar los daños», cuando el lobo suele volver en busca de más alimento tras un primer ataque.

Calvo trasladó a Quintana que aún se puede incrementar el número de ejemplares que se puedan matar por los guardas del Principado, de acuerdo con el Plan del Lobo, y que suponen «una amenaza para los ganaderos», apostilló la regidora.

Limpieza del río Eo

La alcaldesa también entregó un informe al Principado, alertando de la excesiva presencia de arbustos que invade las orillas del río Eo, y que está acabando con los senderos fluviales, además de «impedir la pesca», indicó Quintana.