La defensa critica que se juzgue por lo penal al policía de Cangas del Narcea que cobró sin ir a trabajar

Gonzalo Azkárate-Gaztelu, el segundo por la izquierda, a la llegada al juicio.
Gonzalo Azkárate-Gaztelu, el segundo por la izquierda, a la llegada al juicio. / MARIO ROJAS
  • «Es como matar moscas a cañonazos», dice el abogado de Gonzalo de Azkárate-Gaztelu en el inicio del juicio

En la jornada de ayer prestó declaración en la Audiencia Provincial Gonzalo de Azkárate-Gaztelu Suárez, policía local en Cangas del Narcea y expresidente del Comité Nacional de Fútbol-Sala en la Federación Española de Fútbol, que cobró más de 120.000 euros sin cumplir durante cuatro años con sus jornadas de trabajo y para el que la Fiscalía solicita cuatro años y siete meses de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de nueve años y seis meses.

Para el subinspector jefe de la Policía Local de Cangas del Narcea solicita la misma pena por permitir esta situación así como otros cuatro años y siete meses de prisión e inhabilitación especial para el empleo o cargo de agente local durante cinco años por falsedad en documento público.

El defensor de los acusados, Jorge Muñoz, manifestó que De Azkárate-Gaztelu se sometía al régimen general de la Policía Local de Cangas del Narcea con la especificidad derivada de su estado de salud, marcada por dos operaciones de colon, así como la obesidad y la hernia discal que padecía. El agente de la Policía Local es pensionista tras obtener el grado de invalidez absoluta el 15 de abril del año 2013, después de un periodo de baja por larga enfermedad.

En opinión del letrado, el marco de la jurisdicción penal en el que se juzgan los hechos es «desproporcionado» ya que «como mucho» se trataría de juzgar un ilícito administrativo, por lo que entiende que es «matar moscas a cañonazos».

El Ministerio Fiscal sostiene que el agente ostentó diversos cargos en la Federación Española de Fútbol. Desde 1998 hasta 2001 fue presidente del Comité Nacional de Fútbol-Sala y a partir de 2005 fue vicepresidente del Comité Nacional de Fútbol-Sala y presidente del subcomité de los Campeonatos de España de Selecciones Territoriales de Fútbol-Sala. Durante años, al menos desde el 2008 hasta el mes de febrero de 2012, el ejercicio de estos cargos le llevó a asistir a numerosos actos y reuniones fuera de Asturias e, incluso, de España. Ello hizo imposible que desempeñase su trabajo.

Desde 2008 hasta febrero de 2012 cobró por el supuesto trabajo realizado un total de 120.028 euros brutos, cantidad que, solicita la Fiscalía, De Azkárate-Gaztelu ha de devolver al Ayuntamiento de Cangas del Narcea.