«Hasta que la avispa asiática no llegue a Oviedo no van a tomar medidas»

  • La presidenta del colectivo de apicultores Abeyoas pide compensaciones por daños y un convenio con la Universidad para investigar cómo acabar con la plaga

«Recibimos un trato discriminatorio en comparación con los afectados por otras plagas». Es el sentir de la Asociación de Abeyeiros del Occidente (Abeyoas), cuya presidenta, Andrea González, mantuvo ayer una reunión con los directores generales de Recursos Naturales y Ganadería, Manuel Calvo e Ibo Álvarez, respectivamente.

Tras el encuentro, González mostró su malestar, ya que el Principado «no está haciendo nada» y cree que «hasta que la avispa asiática no llegue a Oviedo no van a tomar medidas». Los apicultores aseguran que la retirada de nidos es «ineficaz». Por eso, solicitan que se firme un convenio con la Universidad para que la institución académica investigue métodos biológicos que acaben con las avispas».

Los apicultores reclaman también que «se compensen los daños», tal y como ocurre con la plaga de la polilla guatemalteca de la patata. En este sentido, se muestran sorprendidos por «este trato diferencial», ya que, según aseguran, «es la única plaga contra la que no se toman medidas efectivas». E insiste en que, aunque el Gobierno regional cuenta con un protocolo desde hace más de tres años, «no es eficaz». Así, la presidenta de Abeyoas hizo hincapié en que la Guardería y los bomberos «no son suficientes para eliminar los nidos», algo que, desde su punto de vista, era previsible. El motivo, añade, es que este problema ha ido aumentando año a año debido a la rápida expansión de esta especie. «Si ahora no son suficientes efectivos, imagínense cuando los 78 Ayuntamientos estén colonizados».

Instalación de trampas

La asociación critica la «dejadez» del Ejecutivo asturiano y compara el trabajo realizado por Galicia, comunidad en la que detectan «un mayor interés en acabar con la avispa». La Xunta «reconoce los daños, reparte trampas y tiene firmado un convenio con la Universidad de Santiago», algo que pretende que realice el gobierno asturiano. La presidenta de la asociación alabó la labor de los Ayuntamientos de Vegadeo y Castropol, que ayer también estuvieron presentes en esta reunión, y quienes han sido «los únicos en tomar alguna medida», no solo por el reparto de más de quinientas trampas para atrapar a estos insectos en plena primavera, sino también por haber formado a los apicultores con charlas y conferencias. Los consistorios están situando las trampas con feromonas en los parques y jardines municipales y, dentro de ellos, en plantas exóticas provenientes de Asia para capturar a futuras reinas y evitar que se creen nuevos nidos. Además han repartido trampas entre vecinos y apicultores .

El avispón asiático se está expandiendo por Asturias a razón de unos 50 kilómetros al año. De cada nido salen un centenar de hembras, cada una de las cuales fundará una nueva colonia al año siguiente. Los municipios más afectados están en la costa occidental asturiana, aunque ya se ha detectado la presencia de esta avispa negra en concejos como Cabranes o Belmonte.

Temas