El Comercio

«Si hay un incendio es vital tener estas balsas limpias»

Una de las tres balsas inservibles en el monte de Moal, sin agua y con vegetación en su interior.
Una de las tres balsas inservibles en el monte de Moal, sin agua y con vegetación en su interior. / B. G. H.
  • Los vecinos de Moal piden el desbroce de las pistas y la limpieza de los estanques, con capacidad para 60.000 litros de agua

Moal es la antesala de la Reserva Natural de Muniellos. Sus más de ochenta vecinos están preocupados por la llegada del verano y la temporada de incendios que suele acompañar a las altas temperaturas. Temen que las llamas se ceben con sus montes ante el estado de las pistas y los puntos de recogida de agua para sofocar los incendios.

De hecho, la carrera de montaña 'Puerta de Muniellos', según José Lago, vecino del lugar, «fue la última vez que el Ayuntamiento de Cangas desbrozó algunas de las pistas de acceso al monte, pero hacen falta más medios para las balsas y para llegar a ellas».

Son tres los puntos de acumulación del agua que preocupan a los vecinos de Moal. Cada una de las balsas tiene una capacidad que ronda los 20.000 litros de agua. «Es fundamental tener estas balsas limpias. Si hay un incendio, las autobombas podrían cargar aquí y agilizar la extinción. Juntas suman unos 60.000 litros», argumentan.

A día de hoy, estas balsas no podrían ser utilizadas. Una de ellas, la única que contiene algo de agua, procedente de la lluvia, tiene un fondo de escombro que mantiene atascada la tubería; la otra, situada unos metros más abajo, está cubierta por la vegetación y está casi vacía. Peor suerte corre la tercera, totalmente seca, con el fondo cubierto de tierra y malas hierbas que comienzan a echar raíz. El estado de estas balsas fue comunicado tanto a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales como al Ayuntamiento de Cangas del Narcea, sin que por el momento recibiesen contestación alguna. «Ninguna administración pública se está preocupando de los pueblos. Están abandonados. Lo primordial es despejar los caminos y canalizar el agua para que pueda llegar hasta las balsas. Si no se mantienen limpias, es imposible que haya agua disponible», resume Delfino, vecino del Moal. «Hacen faltan medidas concretas. Riesgo de incendio siempre existe, lo que hay que hacer es reducir esas posibilidades con orden y limpieza», expone. El alcalde José Víctor Rodríguez señala haber trasladado a los bomberos las quejas de los vecinos. «Ellos son quienes jerarquizan esas peticiones y nos indican aquellas sobre las que tendríamos que actuar», explica tras señalar que «su mantenimiento no es competencia municipal».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate